El presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri (UCR-Córdoba), adelantó que solicitarán que «el Canciller asista a una reunión con los presidentes de bloques, a explicar la posición del gobierno argentino respecto a las manifestaciones de Evo Morales». Para la oposición no esta claro si el ex mandatario boliviano esta en el país como «refugiado» o como integrante de un «comité de Campaña«.

A primeras horas del día, desde el comité nacional de la UCR emitieron un comunicado donde aseguraron que estaban estudiando la forma de presentar el requerimiento a través de la Cámara de diputados sobre el refugio que está dando la Argentina al expresidente de Bolivia, Evo Morales. El pedido lo realizan luego de que Morales dijera que si vuelve a su país formaría «milicias armadas del pueblo» como en Venezuela.

Un sector del radicalismo quiere pedirle formalmente al Congreso Nacional que el Gobierno le quite el estatus de refugiado al expresidente de Bolivia Evo Morales, luego de que dijera que si vuelve a su país formaría «milicias armadas del pueblo» como en Venezuela.

A través de un breve pero duro comunicado, que lleva la firma de Alfredo Cornejo y Alejandra Lordén, presidente y vice del Comité Nacional, el radicalismo cuestionó las actitudes Evo Morales desde su llegada al país, hace poco más de un mes.

«¿Podemos seguir ‘refugiando’ a Evo Morales?», se pregunta el partido de la oposición, que lo acusa de violar la única condición que le impuso el gobierno de Alberto Fernández para refugiarlo, que es la de «no hacer declaraciones políticas».

El radicalismo considera que las declaraciones de Morales «atentan contra la paz y la democracia del país vecino, que está en pleno proceso de normalización de sus instituciones». «Las amenazas de su exmandatario no ayudan en nada a los bolivianos«, plantea en un comunicado el espacio integrante del frente opositor Juntos por el Cambio.

Más allá de los cuestionamientos el partido analiza la manera de presentar un pedido para que el Gobierno le quite a Morales el estatus de refugiado. La idea es hacer la presentación a través de la Cámara de diputados, de la que Cornejo es vicepresidente 3º.

De perder esta condición Morales perdería derechos como la imposibilidad de ser devuelto, expulsado o extraditado al país donde su vida, integridad, libertad o seguridad estén en peligro y libre circulación en el territorio, entre otros.

Compartinos: