18 de julio de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

El senador Guerra se refirió a la Ley de Alquileres

 

El Senado de la Nación reanudó este miércoles el debate en comisión para avanzar con la reforma de la Ley de Alquileres, negociando a contrarreloj con los bloques minoritarios para avanzar en la firma de un dictamen conjunto, mientras que el bloque opositor de Juntos por el Cambio mantuvo firme su apoyo a la media sanción proveniente de la Cámara de Diputados.

Fue en el marco de las comisiones de Presupuesto y de Legislación General del Senado de la Nación, presididas por el senador nacional por La Rioja, Ricardo Guerra y el senador nacional por La Pampa, Daniel Bensusán, respectivamente

Luego de escuchar a representantes de propietarios, inquilinos, intermediarios y desarrolladores, las Comisiones de Presupuesto y de Legislación General emitieron dictamen para reformar la Ley de Alquileres, el cual será tratado en la próxima sesión de la Cámara alta.

En este sentido, es importante señalar que se acordaron diversos cambios respecto al proyecto que ya contaba con media sanción de la Cámara Baja, entre los cuales se destacan los siguientes puntos que fueron oportunamente propuestos por el oficialismo:

  • El plazo de renovación de los contratos queda establecido en 3 años.
  • La renovación se podrá realizar con un plazo mínimo de 6 meses.
  • El índice de actualización estará compuesto por dos promedios: de salarios y de la inflación de los últimos 12 meses y será publicado por el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat.
  • Los contratos deberán establecerse en moneda nacional.
  • Se mantienen los beneficios fiscales para propietarios, incentivando la oferta de propiedades.

Tras el dictamen de mayoría que obtuvo la reforma de la Ley de Alquileres, el titular de la Comisión de Presupuesto del Senado de la Nación, el riojano Ricardo Guerra resaltó que “con este proyecto se ha procurado asignarle un equilibrio a la relación contractual que observábamos que la media sanción de Diputados no la tenía. Desde nuestra posición, esa media sanción evidenciaba un desequilibrio en favor de una de las partes, que sería la que tiene mayor fuerza en esta relación contractual: los propietarios”.

Además, Guerra no dudó en considerar que “si los propietarios no van a poner en el mercado sus bienes para locación, ratificarían una actitud especulativa porque están teniendo un incentivo impositivo fuerte si así lo hacen”.

Por último, y respecto al índice de actualización establecido en el dictamen de mayoría  el legislador nacional señaló que el mismo “procura dar mayor estabilidad y previsibilidad a los inquilinos, cuestión que el proyecto de Diputados no contemplaba”.