15 de junio de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

En la ONU, 200 líderes políticos de 40 países impulsan el compromiso de NY por el rescate del sentido original de la Declaración Universal de Derechos Humanos

En el marco de la V Cumbre Transatlántica realizada en la sede de la ONU junto a más de 200 líderes políticos de 40 países, se firmó el “Compromiso de Nueva York 75 por los Derechos Humanos Universales” con el objetivo de rescatar su sentido original.

En esto, los presentes acordaron trabajar para establecer entornos propicios para la formación y estabilidad de la familia; para proteger a los niños, tanto antes como después del nacimiento; y para que se respete la libertad de los padres y tutores legales de brindar la educación religiosa y moral de sus hijos conforme a sus propias convicciones. También se comprometieron a promover el respeto de los diversos valores religiosos y éticos, antecedentes culturales y convicciones filosóficas de los pueblos del mundo.

“Estamos aquí para traer al presente, en su sentido original, aquel acuerdo de 1948, debemos volver a la persona humana y, desde allí, garantizar sus derechos fundamentales. Es precisamente aquí, en Naciones Unidas, que es necesario que se escuche nuestra voz. Nosotros reivindicamos los principios básicos que inspiraron la DUDH, son principios atemporales y trascendentes”, dijo José Antonio Kast, presidente Political Network for Values, institución organizadora del evento.

El Compromiso de Nueva York 75 por los Derechos Humanos Universales da visibilidad a un amplio consenso que existe en todos los continentes sobre la necesidad de afirmar la dignidad de la persona y los valores fundamentales, en especial, la vida, la familia y las libertades.

Por su parte, Santiago Santurio, diputado nacional argentino por la Libertad Avanza, declaró: “No puede ser que hoy en el mundo el lugar más peligroso sea el vientre materno, donde más riesgo corre la vida humana. Es ahí donde tenemos que defenderlo con más fuerza, con más convicción. Y que el Estado tiene que proteger. Y que las familias lo tenemos que promover. De la misma forma que tenemos que proteger a las familias de los abusos de los Estados y de los gobiernos, de la misma forma tenemos que proteger a los Estados de los abusos de los organismos internacionales. Acá hay un caso puntual que es el caso Beatriz del Salvador, donde corremos el riesgo que algunas personas desde Costa Rica quieran legislar sobre todas las Américas el aborto. Es muy grave para la defensa de los derechos humanos y la soberanía de los Estados. El caso Beatriz tiene que ser el ejemplo de que los derechos humanos se tienen que defender en los organismos internacionales y no abusar de estos organismos para infligir la voluntad de los Estados y de los Parlamentos».

Ito Bisonó, ministro de Industria y Comercio de República Dominicana, señaló que nunca fue más oportuno reafirmar los principios que dieron origen a la DUDH ante las amenazas que hoy sufren, en especial, la vida, la libertad y la dignidad de las personas.

Samuel George, miembro del Parlamento de Ghana, subrayó que en la Carta Magna de la ONU están consagrados el derecho a la vida, la protección que debe darse a la familia fundada en el matrimonio de un hombre y una mujer, la protección a la maternidad y a la infancia; el derecho preferencial de los padres a elegir la educación de sus hijos; a la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión, de opinión y de expresión, por lo que resulta incomprensible que desde organismos internacionales se les vulnere.

Margarita de la Pisa, miembro del Parlamento Europeo señaló que estos derechos, lejos de ser regresivos, son la base del verdadero desarrollo humano. “Defender la vida, por ejemplo, significa un compromiso político con la prosperidad”, dijo.

En el mismo sentido, Hafid El- Hachimi, oficial de la Comisión Permanente Independiente de Derechos Humanos de la Organización de Cooperación Islámica, afirmó que las familias son la unidad fundamental para el desarrollo sustentable, cultural y económico de la sociedad, por lo que buscar redefiniciones de la familia significa comprometer el futuro.

Neydy Casillas, experta en organismos multilaterales y vicepresidente del Global Center for Human Rights (GCHR) se refirió al caso Beatriz, la joven salvadoreña cuya hija, Leilani, murió horas después de nacer por una anencefalia, y cuyo caso fue aprovechado por grupos abortistas y llevado a la Corte IDH: “Al ver este trágico caso, grupos abortistas que dicen proteger a la mujer, obtuvieron ilegalmente el expediente médico de Beatriz, su dirección y fueron a su casa, la acosaron, la llenaron de miedo sin importarles su enfermedad (padecía lupus) y la convencieron de que moriría si no abortaba”.

Luego, se dirigió a los legisladores de varios países, a quienes advirtió que se les está “dañando la autoridad, ya que tienen la legitimidad del pueblo, quien les confirió la voz para que hablaran a su nombre, por lo que se está terminando la democracia al silenciarlos”, señaló.

También el diputado paraguayo, Raúl Latorre, denunció que se está buscando cambiar el consenso y concepto que representó originalmente la Declaración Universal de los Derechos Humanos: “Organismos de derecho internacional están atentando abiertamente contra el derecho de quienes no pueden defenderse, de quienes no pueden hablar” en referencia al niño por nacer.

¿En que consiste el compromiso de Nueva York?

En el Compromiso de Nueva York los participantes del encuentro se comprometieron a formar una alianza global en favor de los derechos humanos y las libertades fundamentales consagrados y universalmente reconocidos en la DUDH.

Trabajarán para establecer entornos propicios para la formación y estabilidad de la familia; para proteger a los niños, tanto antes como después del nacimiento; y para que se respete la libertad de los padres y tutores legales de brindar la educación religiosa y moral de sus hijos conforme a sus propias convicciones.

También se comprometieron a promover el respeto de los diversos valores religiosos y éticos, antecedentes culturales y convicciones filosóficas de los pueblos del mundo, así como la soberanía de los Estados en los asuntos que son de su jurisdicción interna.

Una cumbre diferente dentro de la ONU

La V Cumbre Transatlántica, convocada bajo el lema “Afirmar los Derechos Humanos Universales – Uniendo Culturas por la Vida, la Familia y las Libertades”, se desarrolló los días 16 y 17 de noviembre en el salón 4 de la sede la ONU, en el marco del 75 aniversario de la DUDH. El evento fue organizado por Political Network for Values (PNfV) y sus organizaciones aliadas.

Participaron Erwin Ronquillo, ministro de Protección a la Niñez de Ecuador; Raúl Latorre, presidente de la Cámara de Diputados de Paraguay; Kinga Gál y Margarita de la Pisa, miembros del Parlamento Europeo por Hungría y España, respectivamente; Lucy Akello, miembro del Parlamento de Uganda; Päivi Räsänen, miembro del Parlamento de Finlandia; Corina Cano, vicepresidente de la Asamblea Nacional de Panamá; Germán Blanco, senador de Colombia; Nikolás Ferreira, de Brasil; Santiago Santurio, miembro del Parlamento de Argentina; y Rafael López Aliaga, alcalde de Lima (por vídeo).

También Lila Rose, presidente de Live Action; Valerie Huber, promotora de la Declaración de Consenso de Ginebra y presidente de Institute for Women’s Health; Sharon Slater, presidente de Family Watch International; Dawn Hawkins, directora ejecutiva de International Centre on Sexual Exploitation; Neydy Casillas, vicepresidente de asuntos internacionales del Global Center for Human Rights, Ádám Kavecsánszki, presidente de la Fundación para una Hungría Cívica; Austin Ruse, presidente de C-Fam; Brett Schaefer, Investigador de Heritage Foundation; y Peter Torcsi, director de operaciones del Center for Fundamental Rights; entre otros.

El evento cuenta con la colaboración oficial del Gobierno de Guatemala y es patrocinado por The Heritage Foundation, Center for Fundamental Rights, Foundation for a Civic Hungary, Global Center for Human Rights, International Centre on Sexual Exploitation, Family Watch International, C-Fam, ADF International, The Institute for Women’s Health, International Organization for the Family, y Talenting Group.

La Cumbre fue presidida por José Antonio Kast, fundador del Partido Republicano de Chile, excandidato presidencial en su país, y presidente de PNfV.

Political Network for Values

La PNfV es una red internacional de políticos activamente comprometidos con la promoción y la defensa de la vida, la familia y las libertades. Las Cumbres Transatlánticas son una piedra fundamental para la Red. En ellas se reúnen presencialmente políticos y líderes cívicos de diversos países para estrechar lazos, compartir casos exitosos y mejores prácticas, y construir agendas conjuntas. Se celebran, normalmente, a cada dos años.

La primera Cumbre se realizó en la sede de la Organización de las Naciones Unidas, New York, en 2014; le siguieron otras en el Parlamento Europeo, Bruselas, en 2017; en el Capitolio de Colombia, Bogotá, en 2019; y en la Academia Húngara de las Ciencias, Budapest, el año pasado.