«Energía positiva para transformar el país» Por Silvia Giacoppo

La Argentina que viene traerá nuevos desafíos en un marco complicado desde lo económico y lo político. Será fundamental, entonces, que todos aportemos nuestro granito de arena para que el futuro sea todo lo venturoso que esperamos.

Como señaló Gerardo Morales, “gobierne quien gobierne, el país tiene que contar con un plan de gobierno a cinco, diez y quince años y la clave para resolver los problemas estructurales del país, es la política. Y eso será posible cuando dejemos de pelearnos y nos pongamos de acuerdo en cuanto a políticas de mediano y largo plazo”.

Energía positiva. Pensar en grande. Hacer más que decir. Tres ejes sobre los que se asienta la gestión de Morales en Jujuy. Que ha transformado la provincia. Y que es una plataforma visible para trasladar ese espíritu transformador a todo el país. Un hombre decidido, práctico, de gestión. Un político con gran capacidad de diálogo y con una visión de país centrada en el crecimiento y la producción. Cualquiera que recorra nuestra provincia puede corroborarlo.

Energía positiva. Algo que destaca a Jujuy y a esta gestión de gobierno que, entre sus logros está la producción de energía renovable con la planta fotovoltaica Cauchari o el desarrollo del litio. Un gobierno que piensa, además, en acciones tendientes a impulsar buenas prácticas ambientales y energéticas en los diferentes sectores productivos de Jujuy con un programa que incluye instancias de sensibilización, capacitación, asistencia y financiamiento a empresas involucradas.

En ese camino, de un Jujuy Verde, la semana pasada Morales puso en marcha la construcción del parque solar «Cannava», que contará con una capacidad de generación de 6 Mw en El Pongo y que forma parte del Proyecto Solar Distribuido que prevé la construcción de 8 parques solares estratégicamente ubicados dentro del territorio provincial.

Además, en 2023 se estima que Jujuy exportará -en litio- 3.000 millones de dólares. Un gran potencial en un tema prioritario en el mundo sumado a la decisión política de la provincia de poner recursos propios para cuidar la energía y acompañar la transformación.

Y para ello, también, otro gran compromiso es el de la educación con el Programa de Mejora del Acceso y la Calidad Educativa (PROMACE), enfocado en la construcción de 258 edificios educativos nuevos, con un financiamiento de 307 millones de dólares que se paga con la renta que se obtiene de la comercialización de energía renovable que produce el complejo solar Cauchari. Un programa que prevé, además, la refacción integral y ampliación de 700 establecimientos ya existentes, como así también la instalación de una red de 2.000 kilómetros de conectividad. Asimismo, incluye un componente de formación docente continua que capacita a más de 20.000 educadores en toda la provincia. La prioridad puesta en la escuela y la educación. La energía puesta en el futuro.

El desarrollo atrae miradas. De aquí y del mundo. Y esas miradas traen turismo e inversiones. El turismo es otra de las acciones desarrolladas por la gestión que han tenido un crecimiento exponencial y que, por ejemplo, han puesto a Jujuy en el top ten de las rutas aéreas más vendidas con un 86 por ciento de ocupación en el año (según informe de Aerolíneas Argentinas) y con una variación del 116 por ciento respecto al año 2019.

Días atrás, en la 16° edición de entrega de los Premios BITÁCORA -destacado galardón del turismo- Jujuy obtuvo el Oro al «Destino Nacional Mejor Promocionado«. La campaña publicitaria “Jujuy es de película” tuvo tanta aceptación entre el público y el sector turístico que hoy, cada uno de los lugares que muestra ese aviso publicitario, son un éxito de visitas.

La energía no se detiene. Y genera el desarrollo de políticas para la promoción del sector de nuevos sectores productivos. Como la vitivinicultura, con las acciones y estímulos dispuestos desde el ministerio de Desarrollo Económico y Producción. Con un circuito del vino atractivo por las diferentes ofertas que presenta tanto en la quebrada y valles, que aporta valor y atrae turismo e inversiones fortaleciendo a los productores con herramientas desde el gobierno.

Energía que genera puestos de trabajo genuino también con obras de infraestructura en toda la provincia. Esa energía positiva que se produce en Jujuy es la energía necesaria para alimentar el motor de un crecimiento que nuestro país espera.

 

Senadora Nacional por Jujuy Silvia Giacoppo