En una nueva reunión de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado se avanzó en el debate sobre el proyecto de reforma del Código Penal de la Nación, vigente desde 1921.

Durante el evento, que se llevó a cabo en el Salón Eva Perón, brindaron sus puntos de vista: Gabriel Pérez Barberá, fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Penal Económico de la Capital Federal; Jorge García, procurador general de la provincia de Entre Ríos; y Julio César Báez, juez de cámara ante el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional N° 4. También Daniel Petrone, juez de la Cámara Federal de Casación Penal; y Diego Gustavo Barroetaveña, presidente de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal.

El primero en hacer uso de la palabra, ante la comisión presidida por el senador Pedro Guastavino (Justicialista-Entre Ríos), fue Pérez Barberá quién aseveró que el que está en tratamiento «es un buen proyecto» y que la modificación «es necesaria, hace falta».

Además remarcó: «es hora que tengamos un Código Penal integrado, coherente y proporcional», admitiendo que en la actualidad «la legislación está un poco desordenada».

Amílcar García coincidió con su antecesor al definir como «absolutamente necesario» una modernización del Código y subrayó que «si hay algo en lo que no hay grieta es en la necesidad de que el Código Penal supere este atraso» existente en la materia.

Baéz, puntualizó que «el Código que se pretende sancionar es un buen proyecto, que tiene más luces que sombras» y celebró el hecho de que se intente tener «un Código unificado porque ahora los jueces tenemos un caos normativo por tener una legislación dispersa».

A su turno, Daniel Petrone, celebró «la realización de este proyecto de Código Penal» ante la «necesidad imperiosa de contar con un código penal aggiornado y superar esta situación que nos encontramos hoy de un catálogo de parches y leyes especiales que muchas veces no siguen una línea adecuada de legislación penal». Asimismo felicitó «a la comisión redactora de la iniciativa».

Finalmente, Barroetaveña comenzó su exposición agradeciendo la invitación de la Comisión y felicitando «a los miembros redactores de la iniciativa por el trabajo realizado». Luego brindó algunas reflexiones generales en torno al proyecto en discusión.

Destacó que «este anteproyecto de reforma convocó a varios actores de distintos sectores y logró el consenso de los integrantes de la comisión y de los sectores académicos». Sostuvo que «todos tenían en común que eran operadores del sistema desde distintos lugares. Esta comisión ha trabajado muy bien con las cuestiones de todos los días y eso me parece muy bueno».

Barroetaveña consideró clave que «no se trata de cambiar el código sino de modernizarlo, reformarlo, manteniendo su estructura». «Es muy importante que lo que ya es doctrina se mantiene como dijo la Corte Suprema», agregó.

Compartinos: