El ministro del Interior admitió que habrá cambios dentro de lo que él dirige, y no desmintió una posible salida del secretario de Obras Públicas, Daniel Chaín, al alegar que «no está definido». Y se permitió bromear: «Creo que yo voy a quedar».

Respecto al porqué de los cambios Frigerio argumentó: «sería raro que en un año no encontremos cuestiones para mejorar la gestión».

Consultado sobre las expectativas para 2017, el funcionario expresó sus deseos de que «de la mano de la baja de la inflación, la recuperación del poder de compra, más las inversiones y el énfasis que estamos poniendo en atacar la pobreza estructural se va a lograr una reducción sustancial de la pobreza en la Argentina». Y afirmó: «el año que viene va a explotar la obra pública».

fri

Compartinos: