El oficialismo y la oposición se cruzaron cuando finalizaba la sesión, ya que el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, solicitó que quede en actas que al principio del plenario, cuando se votó la validez del decreto parlamentario emitido por Fernández de Kirchner para extender las reuniones por videoconferencia, no se habían obtenido los dos tercios -que la oposición creía necesarios- para «modificar el Reglamento de la Cámara«.

Para el oficialismo, en cambio, el instrumento había obtenido los votos necesarios.

Ese pedido de la oposición generó la reacción del titular del bloque del Frente de Todos, José Mayans, quien dijo que los senadores de la oposición eran “unos desubicados” y le pidió a Fernández de Kirchner que “les quite el uso de la palabra”.

En la disputa se metió el porteño Martín Lousteau, quien señaló al formoseño por “hablar de cualquier cosa, como (el cómico) Mario Sánchez”. Allí, terció la vicepresidenta quien llamó la atención a Lousteau porque “no debe dirigirse en términos ofensivos” a otro senador.

“He sido minoría en este recinto. He soportado cualquier cosa de ustedes, desde insultos, autorizar allanamientos, es increíble que no puedan aceptar que son minoría», recalcó la presidenta del Senado.

Les pido por favor que nos tratemos institucionalmente y aceptemos el juego libre de las mayorías y las minorías. Así es la democracia”, sentenció la presidenta del Senado.

MIRA EL VIDEO DE LA DISCUSIÓN: