Guzmán y Manzur irán a defender al Congreso el proyecto del FMI

El acuerdo con el FMI finalmente será debatido en el Congreso. Fuentes oficiales confirmaron a NCN que este jueves ingresará formalmente al parlamento argentino la Ley que habilita el tratamiento del Memorándum de entendimiento con el Fondo Monetario Internacional para su aprobación o rechazo.

  • A su vez, el ministro de Economía y Finanzas, Martín Guzmán, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el representante argentino ante el organismo multilateral de crédito, Sergio Chodos, se alistan para presentarse en la Cámara de Diputados con el objetivo de defender la iniciativa, que es de máxima prioridad para la Casa Rosada.

Según habían dejado trascender, el texto de la norma, con todos sus detalles incluidos del acuerdo, ya estaría terminado, por lo que el proyecto entrará este jueves por la mesa de entradas de la Cámara de Diputados.

Mientras tanto el tiempo corre y el Gobierno está urgido de que la carta de intención al FMI obtenga el aval de ambas cámaras antes del 22 de marzo, fecha tope en la cual el Estado argentino debería desembolsar la suma de 2.800 millones de dólares del próximo vencimiento de deuda, de acuerdo al cronograma original suscripto por la administración de Cambiemos.

El Poder Ejecutivo quiere evitar ese pago para no debilitar las ya de por sí golpeadas reservas del Tesoro, por lo que necesita que el trámite parlamentario empiece a rodar lo antes posible.

No obstante, en el Gobierno ya no manejan el mismo nivel de certeza que semanas atrás respecto de la aprobación del proyecto en la Cámara baja, por donde se iniciará el debate parlamentario, ya que si bien cuentan con el posible respaldo de la UCR y de la Coalición Cívica, el desplante del PRO en la Asamblea Legislativa, cuando el bloque conducido por Cristian Ritondo se retiró en su totalidad del recinto en medio del discurso de Alberto Fernández cuando éste responsabilizó a Macri por la deuda, profundizó la sensación de incertidumbre.

Además, por el momento tampoco hay señales de que los diputados de La Cámpora que siguen a Máximo Kirchner, como los cuatro legisladores de sectores vinculados al ala izquierda del Frente de Todos hayan modificado la postura refractaria a la iniciativa.

De hecho, objetivamente lo único que quedó a la vista en la Asamblea Legislativa es que el primogénito de Cristina y Néstor Kirchner, quien semanas atrás había pegado el portazo a la presidencia del bloque oficialista por sus diferencias con la estrategia de Guzmán y el resultado de las negociaciones, se ausentó a la Asamblea Legislativa con una excusa de dudoso credibilidad.