Hotton: «La gente la está pasando muy mal y es rehén de un Gobierno que les limita su libertad»

«Vamos a sorprender», aseguró Cynthia Hotton, fundadora del partido Valores para mi país y precandidata a diputada por la provincia de Buenos Aires, al hablar sobre sus expectativas de cara a las PASO, que se celebrarán en apenas 10 días, en diálogo con El Cronista. De acuerdo a sus cálculos, su espacio, que se basa en valores cristianos, podría cosechar unos 300.000 votos.

Asimismo, la exdiputada anticipó que, de volver a integrar la Cámara baja, la primera iniciativa que pondrá en marcha buscará la eximición de las cargas sociales patronales a quienes contraten a personas que reciban algún tipo de plan social, para fomentar la generación de empleo. Asimismo, la diplomática aseguró que están dadas las condiciones para poner en marcha una reforma laboral y dio su visión sobre el rol del Estado. 

– Nos va a ir muy bien, vamos a sorprender. Seguramente llegaremos a un 3%, o sea, unos 300.000 votos. Estamos muy sorprendidos de todo el apoyo que estamos teniendo en las redes sociales. Porque la gente entiende que ellos nos tienen que hacer la campaña. Y ya se engancharon, hay mucho movimiento. Por otro lado, sabemos que nuestro frente tiene una identidad propia, que nos hace únicos. Entonces, todos aquellos que buscan una propuesta que tenga que ver con sus valores, con los valores cristianos, nos conocen y nos apoyan.

¿Cómo definen su identidad?

– Son valores cristianos. Tenemos una plataforma política basada en valores, basada en la doctrina social cristiana y el modelo económico es de economía social de mercado. Hay ciertos principios, que tienen que ver con la búsqueda del bien común, con el principio de la solidaridad, de la subsidiaridad. Esto tiene que ver con el rol que tiene el Estado en el armado de una sociedad más justa. El rol del Estado es articulador, o sea, no es inexistente, como dicen los liberales. En la Argentina, que tiene un 50% de pobreza, necesitás un Estado que articule para integrar a ese 50% de pobreza dentro del sector productivo.

¿Cómo son los votantes de tu espacio?

– Mayoritariamente cristiano, que ha votado por distintos partidos pero que, sobre todo con el debate del aborto y la educación que hoy le quieren imponer a sus hijos, tienen la necesidad de decir: «Los distintos partidos no nos representaron y necesitamos gente que hable como nosotros, que levante esa voz en el Congreso». Y es lo que se viene, hoy hay tantos debates que están tan lejos de la necesidad de la gente. Nuestro votante va a ser también de los sectores más vulnerables, gente que la está pasando muy mal y que se da cuenta que son rehenes de un Gobierno que les da planes pero que les limita su libertad. Se da cuenta que están siendo manipulados. Además, no les están dando trabajo, que es lo que dignifica a la persona; quieren salir a trabajar. Te dicen: «Mi mayor deseo es conseguir un trabajo digno». Este Gobierno y el anterior no supieron interpretar esta necesidad, no lo pudieron ni lo quisieron hacer. Entonces, lo nuestro es no solo una plataforma, sino que nuestros candidatos, desde su fe, se movilizan para lograr el bien común a través de la política. La gente no quiere ir a votar porque no confía en ningún político.

Para Hotton, los debates que están  hoy en agenda están muy lejanos de la necesidad de la gente.

¿Cuál sería el primer proyecto que presentarías de ser electa diputada en las generales?

– Creación de empleo. Tenemos varios proyectos que tienen que ver con la eliminación de muchos impuestos, la reforma laboral. Pero, puntualmente, un proyecto que tiene que ver con la excepción de las cargas sociales patronales para todos los que contraten a gente que está recibiendo un plan. Esta reducción es por tres años. Lo mismo sería para aquellos jóvenes que ese empleo sea su primer empleo. Hoy el Estado dice: «Les tiro $ 15.000». Pero eso no es digno. Primero, no les alcanza para nada y, segundo, tienen que salir a trabajar, mejorar su autoestima, prevenir el consumo de estupefacientes. Es muy necesario que la gente tenga un empleo, que vuelva a tener esa dignidad y valorarse a si mismo.

¿Es posible una reforma laboral en el contexto actual? Para algunos sectores es «mala palabra». 

– Dicen que los sindicatos nunca lo van a aprobar y no es así. Yo hablé con sindicalistas muy importante. Como por ejemplo Dante Camaño (gastronómico de CABA) y me dijo que la necesitan, porque la gente se está quedando sin trabajo porque los comercios o las pymes están cerrando o quebrando. No pueden hacerse cargo de tantos empleados cuando no hay ingresos. Hoy, el sistema laboral y las rigideces que tiene impiden un crecimiento por parte del sector productivo de poder tomar más empleados. Los comerciantes no toman gente porque entre los juicios laborales o no poder reducir el plantel sino entran recursos, prefieren atender ellos mismos, junto a su familia. Esto va en detrimento de quienes necesitan un trabajo. Por eso, vamos a ser muchos los sectores que vamos a trabajar juntos para lograr un proyecto que avance sobre la generación de empleo.

Con el ojo puesto en el día de las PASO, ¿cómo se las ingeniarán para fiscalizar? ¿Hacen alguna advertencia al respecto?

– Primero, lamento que la oposición no haya sido firme con el oficialismo para que haya una boleta única. Esto se podría haber logrado, pero se dedicaron a sus internas y a atrasar un mes las elecciones, cuando lo que había que negociar era tener boleta única y terminar con el monopolio de los partidos más grandes en poder cuidar el voto. Hoy en la Provincia hay 36.000 mesas. Imaginate lo que es para un partido como el nuestro tener 36.000 fiscales. Pero, además, el oficialismo les paga a los fiscales $ 3000 por la fiscalización de la primera vuelta. O sea, $ 108 millones o u$s 600.000. ¿Qué partido puede, hoy, competir con eso? Nosotros buscamos voluntarios, la gente sabe que lo hace sin un peso, se van a tener que pagar los viáticos y las viandas. Nos cuesta mucho juntar los fiscalesLa apatía no solo se ve a la hora de ir a votar, sino en el compromiso de querer ir a fiscalizar. Es un esfuerzo muy difícil. Pero como el nuestro es un voto muy pensado, confiamos que va a ir con la boleta. Confiamos que eso nos va a ayudar muchísimo.

 

Nota para Cronista.com

Deja una respuesta