Diputados Nacionales del Juntos por el Cambio emitieron un comunicado expresando su preocupación por el retiro de las cartas credenciales a la embajadora Elisa Alejandra Trotta, del autoproclamado presidente venezolano, el opositor Juan Guaidó, y solicitando al Gobierno nacional que reafirme su pertenencia al Grupo de Lima y que condene lo que consideró una «dictadura venezolana«.

A continuación el comunicado emitido:

El interbloque de Diputados Nacionales de Juntos por el Cambio, frente a la incertidumbre que genera el retiro de las cartas credenciales a la embajadora Elisa Alejandra Trotta, solicita al Gobierno Nacional que reafirme su pertenencia al Grupo de Lima y condene la dictadura venezolana.

En las últimas horas el Gobierno argentino adoptó posiciones contradictorias en relación a las graves violaciones a la Asamblea Nacional de Venezuela que generan incertidumbre sobre el apoyo o el rechazo del gobierno del presidente Alberto Fernández a la dictadura venezolana.

Frente a los hechos de violencia que impidieron el normal funcionamiento del Parlamento en la hermana República de Venezuela, el Grupo de Lima del que nuestro país es miembro fundador se manifestó con una enérgica condena. La Cancillería argentina optó en cambio por condenar los hechos en un comunicado propio sin aclarar los motivos por los que no suscribió la mencionada declaración, ni tampoco si esa decisión implica abandonar el Grupo de Lima, en cuya declaración fundacional sus miembros condenaron la ruptura del orden constitucional y del Estado de Derecho en Venezuela y brindaron su pleno apoyo a la Asamblea Nacional de Venezuela al tiempo que se comprometieron a darle seguimiento a la grave situación de dicho país hasta el pleno restablecimiento de la democracia.

Los argentinos, así como el resto de los Estados integrantes del Grupo de Lima, merecemos saber si el Gobierno argentino pretende abandonar la política de condena a la dictadura venezolana y, si en ese marco se inscribe el retiro de las cartas credenciales a la Embajadora Trotta, representante en nuestro país de la Asamblea Nacional de Venezuela como órgano constitucional democráticamente electo y así reconocido por el Grupo de Lima en todos sus pronunciamientos.

Por último, vemos con especial preocupación tanto la amenaza proferida contra nuestro país por el segundo hombre del régimen que lidera Nicolás Maduro, Diosdado Cabello quien advirtió que “Argentina deberá ver de qué lado se ubica, si del lado de los pueblos o del lado de los arrastrados”, como la falta de condena a dichas declaraciones por parte de la Cancillería Argentina.

Si alguien debe exigir al gobierno argentino un posicionamiento claro y condena a la dictadura venezolana somos los ciudadanos argentinos y esperamos que en las próximas horas ese sea el mensaje claro e inequívoco del Gobierno Nacional, la condena a la dictadura venezolana y la reafirmación de los principios de la Declaración de Lima.

Compartinos: