24 de abril de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

La historia de «Rapanui» el local que Cristina Fernández tiene a «20 metros»

Durante el cierre de la sesión del Senado, ayer por la noche, un error técnico hizo (una vez más) que los micrófonos quedaron abiertos y se pudo escuchar como Cristina Kirchner consultaba el horario de cierre de la famosa tienda “Rapanui”.

Para algunos desprevenidos, en NCN, comentaremos un poco de la historia de este local, que tiene sus orígenes en Europa y es famosa en el sur de del país, precisamente en Bariloche.

Según sus fundadores la historia de Rapanui “nos lleva a principios del siglo XX, la tierra de la mayoría de nuestros abuelos y bisabuelos”.

“Allí, en Italia, vivía Aldo Fenoglio, que conocía y sostenía a la perfección la tradición familiar de sus ancestros: la elaboración del chocolate artesanal”.

“Esta idea fue transmitiéndose de generación en generación, marcando una de nuestras características principales que logra perdurar en el tiempo hasta la actualidad” explican y se agregan que “Aldo e Inés Fenoglio llegan a San Carlos de Bariloche en el año 1948, con sus conocimientos a flor de piel y la pasión renovada”.

“Se instalan por primera vez en la aldea de 10.000 habitantes, que crecía plenamente en esos años, y donde también habían encontrado el paisaje de su pueblo natal. Eligen un lugar sobre la calle San Martín 66 y en él instalan la primer chocolatería artesanal de Bariloche, llamada Tronador”.

Aquel primer local contaba con una Cafetería y elaboración de masas y prontamente, gracias a la alta calidad de sus recetas chocolateras los colocaría en un lugar de renombre.

“En los años venideros, la empresa se elevaría gracias a su calidad, a un lugar quizás no imaginado. Más adelante el tamaño de su producción la colocaría en el lugar de líder en chocolate artesanal de toda la región y el país. Pese al crecimiento, las bases fundadas en la elaboración artesanal nunca se perdieron, sino que se perfeccionaron aún más. Asi llegaron a cumplir un ciclo que duró varios años y que ambos pudieron reconocer como muy fructífero, y fue entonces, que los hermanos se encontraron ante al momento en el que sus caminos tomarían diferentes rumbos” resumen para sentenciar “Con los conocimientos heredados, su valioso legado y la experiencia acumulada durante décadas, decide iniciar una nueva empresa chocolatera en la ciudad, y así nace Rapa Nui chocolates”.

El local al que hacía referencia CFK, se encuentra en Capital Federal, muy cerca (“a 20 metros”) de donde reside la funcionaria.

Según los creadores cada sucursal tiene su “estilo propio”, donde por lo general son “casas presentes en la memoria de cada barrio, con historia. Las renovamos, destacando sus valores arquitectónicos, sacando a la luz lo mejor de su historia y generando un entorno que invita a permanecer”.

Deja una respuesta