La Justicia de Tucumán decidió este martes que las denuncias contra el senador nacional José Alperovich sean investigadas en los fueros en los que lo vienen haciendo. Los hechos denunciados en Tucumán seguirán en la justicia provincial y lo denunciado en la Ciudad de Buenos Aires en la justicia nacional.

La investigación será cursada en ambos distritos hasta que la Corte Suprema de Justicia se expida, sostuvo el camarista Enrique Pedicone. «La investigación debe tramitarse de manera rápida y eficiente en ambos lados hasta que la Corte así lo disponga», completó el magistrado.

De los siete hechos denunciados por la joven de 29 años, que era empleada del Senado, cinco ocurrieron en la provincia de Tucumán, mientras que los dos restantes fueron perpetrados en la Ciudad de Buenos Aires.

En ese sentido, Pedicone lamentó el «peloteo» entre el juez tucumano Facundo Maggio y el porteño Osvaldo Rappa, quienes habían planteado la incompetencia de sus juzgados y se habían excusado.

Respecto al primero, el camarista cuestionó que haya enviado el cuerpo principal del expediente a la Ciudad de Buenos Aires, mientras que a la Cámara de Apelaciones porteña le recriminó su intención de resolver que las causas se acumulen en esa jurisidicción y consideró que era una «decisión es ilegal, inconstitucional e ilegítima».

«No se hizo nada en la ciudad de Tucumán», se quejó el abogado de la denunciante, Ricardo Santoro, en su exposición en favor de que el caso sea investigado en su totalidad en la Ciudad de Buenos Aires.

La víctima, sobrina del legislador, siguió la audiencia por videoconferencia desde una sala contigua del edificio de los Tribunales tucumanos, según confirmó el propio camarista.

Compartinos: