Reunión entre Fernández y Larreta: Ni en vivo, ni por Zoom, será telefónica

Si bien el encuentro entre el Presidente y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de cara a analizar la situación epidemiológica del País, había suspendido, en las últimas horas trascendió que durante la tarde de hoy ambos mantendrán una conversación telefónica.

Si bien se especulaba con que mantendrían un contacto vía Zoom o por teléfono, Rodríguez Larreta lo desmintió y aseguró que “se suspendió por razones obvias”. Aun así, y más allá de la charla que se avecina tanto en Nación como en el gobierno de la Ciudad desestimaron que de ese encuentro fueran a surgir anuncios concretos.

Ayer por la noche, el Presidente sorprendió a todos los argentinos al confirmar que había contraído COVID-10. Tras presentar un poco de fiebre y dolores de cabeza, se sometió a un test de antígeno que le dio positivo y actualmente se encuentra aislado y cumpliendo con el protocolo vigente en la quinta presidencial.

“Para información de todos y todas me encuentro físicamente bien y, aunque hubiera querido terminar el día de mi cumpleaños sin esta noticia, también me encuentro bien de ánimo. Agradezco desde el alma las muchas muestras de afecto que hoy me han brindado recordando mi nacimiento”, comentó al respecto el propio mandatario, a través de su cuenta de Twitter.

Por su parte, Rodríguez Larreta, que durante las vacaciones tuvo Covid-19, dijo: “Le mandé un mensaje de apoyo y espero que se recupere pronto”. Y agregó que “más allá del encuentro que pueda tener con él, los equipos siguen trabajando y el diálogo y la coordinación con el gobierno es constante”.

El Presidente y el alcalde porteño tenían previsto encontrarse en Olivos a las 10 con una agenda común: la preocupación por la fuerte suba de casos, que alcanzó en los últimos días cifras récord -más de 14.000 contagios diarios-, que se suma a la percepción de que la sociedad está “relajada” ante la amenaza del coronavirus y las nuevas cepas que, según el lenguaje científico, ya circulan de forma “comunitaria”.

Con cierto recelo ante la reunión por los antecedentes de diferencias en la forma de encarar la pandemia, el plan de la Ciudad es “comunicarle” al Presidente en qué consisten las políticas que tiene planeadas frente a la segunda ola.

Rodríguez Larreta tenía pensado ser intransigente con la necesidad de mantener la educación presencial, eje de fuertes discusiones en la previa del ciclo lectivo de 2021, y que se arrastraban desde el año pasado. No está dispuesto a negociar, tampoco, respecto de acotar las actividades económicas. Cerrar comercios y suspender el transporte que traslada a los empleados a sus puestos de trabajo no son considerados como opciones.

Se espera que el gobierno nacional, en tanto, coincida con la administración de la Ciudad en la necesidad de mantener vigentes -“privilegiar”- las actividades económicas, el trabajo, y la presencia en escuelas. Pero le iba a pedir al gobierno porteño que implemente medidas para disminuir “la circulación, la recreación y las actividades sociales”.