El senador nacional Martín Lousteau, instó a dirigentes radicales bonaerenses a «representar a esa clase media a la que el Estado abandonó» y convocó a «retomar el espíritu rebelde que dio origen al radicalismo».

«Queremos un Estado sensible y riguroso en cómo se administra para cumplir con nuestro objetivo de tener una sociedad moderna y de iguales», dijo Lousteau, radical de Juntos por el Cambio.

En ese sentido, el legislador manifestó que «buscamos el radicalismo que gestiona y que quiere gestionar» y convocó a que el partido vuelva a dotarse «de reglas para poder ir a conquistar el afuera, tenemos que retomar ese espíritu rebelde que dio origen al radicalismo».

En esa línea, Lousteau alertó: «no queremos ser oposición y estar cómodos, queremos ganar para gestionar y transformar la realidad».

Sus declaraciones las realizó en una reunión a través de la aplicación Zoom convocada por radicales de la Sexta Sección (Bahía Blanca, Tres Arroyos y Carmen de Patagones, entre otros), en la que advirtió que «la elección del año que viene en la provincia es clave y vamos a mostrar una alternativa diferente y mejor».

«Debemos ir a renovar una elección muy buena, que es la del 2017, y es vital porque sino no se van a poder mantener los equilibrios institucionales», añadió Lousteau.

A su vez, Lousteau dijo que «hay que reestructurar el radicalismo del país en las principales provincias y mostrarle a la sociedad que queremos un Estado eficiente y sensible», por lo cual «el rol de los que gestionan es fundamental».

«Nuestro deber no es solo mantener el 41% del año pasado, sino ampliarlo y buscar a ese votante que le importa buenas gestiones», aseguró Lousteau.

  • Por otro lado destacó que «toda receta que repita los errores de haberse cerrado está condenado a no preservar ese 41% y nuestro deber es ir a buscar ese 10% más para poder ganar».

«El objetivo tiene que ser ganar y transformar la realidad y no pensar en cómo se utilizan los recursos para mantener las mismas cosas de siempre«, añadió.

De la reunión participaron los intendentes de Puán, Facundo Castelli, y de Patagones, José Zara, y concejales y diputados provinciales, entre otros.