Marino impulsa un proyecto de reactivación económica de las pymes

El senador nacional por La Pampa Juan Carlos Marino mantuvo una reunión con representantes de la Unión de Emprendedores de la República Argentina (UERA) -encabezados por su Presidente Rodolfo Llanos-, de la Cámara Argentina de la Pequeña y Mediana Empresa (CAPYME), de la Central de Entidades Empresarias Nacionales (CEEN) y de Industriales Pymes Argentinos (IPA). El propósito de la misma fue relanzar el proyecto de reactivación económica, en pos de lograr su pronto tratamiento y su posterior sanción como ley.

La iniciativa, trabajada junto al diputado nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires Jorge Enríquez y la UERA, y que fuera presentado en ambas cámaras del Congreso por los legisladores en 2020, establece grandes beneficios para pequeñas y medianas empresas, para fomentar así la generación de puestos laborales.

Entre los beneficios planteados, incluye la implementación de programas de créditos y microcréditos; programas de formación profesional y capacitación; de reactivación de emprendimientos paralizados, modernización, adquisición de equipamiento y nuevas tecnologías; y la promoción entre las jurisdicciones provinciales y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y entre los municipios, para el otorgamiento de incentivos.

Asimismo, fomenta el desarrollo de las Economías Regionales, acordando beneficios en polos productivos según su actividad y ubicación geográfica; promueve la generación de empleo joven y destinado a otros segmentos de la población castigados por la falta de oportunidades laborales; y propicia la incorporación de beneficiarios de planes sociales y trabajadores de la economía informal al mercado laboral formal, entre otras medidas.

Marino explicó que «el Estado debe ser un socio dinámico, moderno y con visión de futuro para estas pequeñas y medianas empresas. Las pymes generan el 70% de la mano de obra privada, debemos ayudarlas a atravesar este difícil contexto y transformar esta crisis en una oportunidad para brindarles una legislación que esté a la altura de las circunstancias. Emprender suele ser difícil en la Argentina en situaciones normales, si a la ecuación le sumamos una pandemia, el panorama es verdaderamente desolador».

El momento es ahora, si esperamos a que llegue la tan ansiada "normalidad", será demasiado tarde para muchas empresas, no habrán logrado sostenerse. Estamos convencidos que es el camino: si al talento y la valentía de los emprendedores argentinos, le sumamos un Estado que les facilita herramientas que los ayuden a crecer, vamos a obtener grandes resultados.

En nuestro país hay 670 mil empresas con entre 1 y 5 empleados, si cada una de ellas pudiese contratar 1 empleado más, descendería considerablemente el desempleo en el país. Y todo esto es posible de lograr sin tocar un sólo derecho actual de los trabajadores.

El beneficio será para todas las partes involucradas: empresas que se sentirán acompañadas y podrán crecer, un Estado que recaudará más por haber logrado un mayor nivel de producción y trabajadores que contarán con más y mejores oportunidades laborales» finalizó.

Deja una respuesta