Martín Lousteau le pidió al Presidente que postergue la reforma judicial y hay bronca en JxC por la «reunión secreta»

Según trascendió en las últimas horas, el senador nacional de la UCR y miembro de la coalición opositora Juntos por el Cambio, Martín Lousteau, se habría reunido con el presidente de la nación, Alberto Fernández, el viernes último, en la Residencia de Olivos. La reunión habría sido para solicitarle al mandatario nacional postergar el proyecto de la reforma judicial (en la que no tuvo éxito), el problema es que Lousteau no habría avisado a sus compañeros de partido y esta «reunión secreta» molestó a los líderes de JxC y algunos legisladores de la oposición, que instan al diálogo pero «donde entren todos». Además alertan sobre «escaladas políticas»


A través del jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, el senador nacional Martín Lousteau (UCR) se reunió el último viernes en la Quinta de Olivos con el Presidente de la nación. Ese encuentro habría sido para tratar de lograr consensos entre el oficialismo y la oposición en el Congreso de la nación, y por lo pronto, postergar el tratamiento del proyecto de la reforma judicial, ya que la principal fuerza opositora cree que no es «ni la forma, ni el momento».

  • Mucho éxito no habría tenido Lousteau en su intento de dialogar con el Presidente referente a la reforma judicial, ya que en solo horas se debatirá en la cámara alta en el recinto de sesiones, un proyecto que no tiene por lo pronto, acuerdo político. Eso es lo que generó mayor malestar en muchos miembros de la oposición, que si bien instan al diálogo, no les cayó bien el misticismo que se le dio a la reunión entre el senador y el mandatario nacional.

Sin embargo, desde la Unión Cívica Radial alegan que «muchos dirigentes de Juntos por el Cambio ya estaban al tanto» de la reunión, pero los dichos de estos voceros quedan en la nada cuando los cercanos al propio presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, aseguran que «se enteró por los medios».

Asimismo, trascendió que tampoco estaban enterados los líderes del PRO, y en esa línea aseguran que «la escalada política» no es buena y es preocupante, sobre todo en momentos de severa crisis como la que atraviesa la Argentina.

Por otro lado, desde Juntos por el Cambio también creen que más que un paso al diálogo, esta reunión con Martín Lousteau es una «jugada política» del Frente de Todos para «crear tensión en la oposición»; justo ahora en el que han dado muestras de unidad, y en el que han reflotado a la palestra pública y al ataque político figuras como la ex diputada nacional Elisa Carrió y el expresidente Mauricio Macri.

Según fuentes del oficialismo, lo que habría pedido Lousteau al Presidente es que reflexione y de un tiempo prudencial para el tratamiento de una ley tan delicada como la reforma judicial, pero el Presidente está firme en su decisión y espera poder avanzar con su proyecto también en Diputados.

  • Por el fracaso del pedido del senador, es que estiman que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, habría roto el silencio sobre su postura ante el proyecto que impulsa el Ejecutivo y en sus redes sociales afirmó que no está de acuerdo con las formas que está manejando el Gobierno respecto al tema.

Mientras tanto, el Senado se prepara para debatir este jueves 27 de agosto el proyecto de reforma judicial en el recinto de sesiones de la cámara alta. Se hará bajo la modalidad remota, en el que la mayoría de los legisladores se conectarán a través del sistema virtual, y solo una pequeña representación de cada bloque asistirá personalmente.

Deja una respuesta