Máximo Kirchner llamó a Vidal y Rodríguez Larreta para, juntos, acordar las negociaciones ante el FMI

La “jugada” oficialista arrancó hace unos días atrás con el llamado de Cristina Fernández de Kirchner a un acuerdo con opositores para lograr un apoyo frente a la renegociación con el Fondo Monetario que trascienda a la dirigencia todista toma cada vez más forma. Se sumó Sergio Massa al operativo y tendría el aval de la Casa Rosada, para sumar interlocutores.

Ahora al tablero se suma el Diputado Máximo Kirchner, quien sostuvo necesario un pacto político para lograr una larguísima refinanciación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y asume que María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta son los únicos presidenciables de Juntos por el Cambio con suficiente volumen para cerrar un acuerdo sin antecedentes en la historia reciente de la Argentina.

El jefe del bloque de diputados oficialista descarta negociar con el FMI un acuerdo de Facilidades Extendidas que implica refinanciar por 10 años la deuda de 44.000 millones de dólares que tomó Mauricio Macri cuando ocupaba la Casa Rosada. Máximo Kirchner considera que ese plazo no es viable para el país y propone un crédito de Facilidades Extendidas que se extienda por 20 años.

“No nos podemos atragantar con la deuda, tenemos que aplanar la curva de pagos”, explicó el diputado peronista cuando le preguntaron acerca de su estrategia para negociar con el Fondo Monetario Internacional.

Máximo Kirchner habló de este asunto estratégico con Cristina Fernández de Kirchner, Alberto Fernández y Sergio Massa. Los cuatro coinciden en proponer una duplicación del plazo de refinanciación de la deuda externa y abrir una instancia de diálogo con Juntos por el Cambio para llegar a Washington con un pacto político firme.

La novedad es a quiénes apuntan a convocar: los eventuales presidenciables 2023, un tiempo que aún parece de ciencia ficción. En el borrador figuran desde Horacio Rodríguez Larreta a María Eugenia Vidal, por el PRO, gobernadores ajenos como Gerardo Morales y dirigentes de la UCR, como Martín Lousteau. También los hay propios, como Axel Kicillof o Massa.

No está, por obvias razones, Mauricio Macri. Pero tampoco Patricia Bullrich, a fin de cuentas presidenta del PRO.

Como antecedente reciente figura la carta que Macri le envió a inicios de 2019 a posibles competidores (incluyendo a Cristina Kirchner) para sellar los «10 puntos básicos» de entendimiento. En líneas generales le clavaron el visto.

Según trascendió Vidal y Rodríguez Larreta conversaron por teléfono sobre la propuesta de Máximo Kirchner. Sucedió el lunes a la noche, y los dos están remisos a considerar las intenciones del diputado peronista. No confían en sus intenciones, y además conocen la situación interna en Juntos por el Cambio: Mauricio Macri, Alfredo Cornejo, Patricia Bullrich y Martín Lousteau, por citar cuatro dirigentes claves de la oposición, jamás aceptarían aparecer en el FMI con una propuesta liderada por Alberto Fernández, CFK y Massa.

Deja una respuesta