Mientras la oposición pide interpelar a Cafiero en Diputados por la vacunación VIP, el Gobierno busca calmar las aguas con la vacuna china

El escándalo por la vacunación VIP que se vivió en los últimos días en la Argentina pica y se extiende, y es que ahora, los diputados radicales de la cámara baja pidieron interpelar al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para que de explicaciones sobre lo ocurrido. En paralelo, el Gobierno prepara la llegada de un millón de vacunas chinas para intentar tapar el papelón en el que los hizo entrar el exministro Ginés González García.

En ese sentido, un grupo de diputados radicales de Juntos por el Cambio presentaron un pedido de interpelación al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, por el escándalo del «vacunatorio VIP», luego de que la bancada de senadores solicitara también su comparecencia en el Congreso.

El proyecto fue presentado por el diputado Ricardo Buryaile y el jefe del principal interbloque opositor de la Cámara baja, Mario Negri, junto a otros 13 legisladores, quienes señalaron que «el Gobierno nacional, a través de su jefe de Gabinete de Ministros, debería explicarle a todo el país» lo ocurrido.

En los fundamentos, los diputados manifestaron que quieren que Cafiero informe «cómo desde una sede ministerial nacional operaba una sala -al margen de los establecimientos habilitados para el común de los argentinos y argentinas- para ser utilizada como dispensario de la vacuna del Covid-19 para los amigos y amigas del poder».

Los diputados subrayaron que «se supo por los medios nacional que el ex ministro (Ginés) González García se había reservado para su uso aproximadamente 3.000 dosis para ser dispuestas a discreción, en desmedro de la población argentina».

«Es por ello que viendo el accionar del funcionario saliente el Poder Ejecutivo no podía desconocer estos hechos. El Gobierno fue forzado esta vez a proceder porque la opinión pública dio a conocer lo que en voz baja se sabía, llegando tarde nuevamente, siendo peor la forma en que se dio remedio por sobre la enfermedad», sentenciaron.

Vacunas chinas:

En medio del escándalo, y mientras se espera la respuesta oficial sobre si el Gobierno dará o no explicaciones ante el Congreso de la nación, en las últimas horas se conoció que un millón de dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por el laboratorio chino Sinopharm llegarán en los próximos días desde Beijing.

  • Con esto, el Gobierno intentará calmar las aguas y repuntar su golpeada imagen que ya venía debilitada por la economía y la pandemia, pero que terminó en picada cuando explotó el amiguismo del poder para beneficiar a unos pocos con la vacuna rusa.

En esa línea, el millón de dosis de Sinopharm permitirá inmunizar a 500.000 personas, ya que este fármaco, como la mayoría de las vacunas contra la Covid-19, requiere dos aplicaciones.

Un requisito clave para la llegada de la vacuna Sinopharm fue la decisión de la ministra de Salud Carla Vizzotti, firmada en el día de ayer, a través de la resolución 688/2021, de autorizar su uso de emergencia y, de ese modo, incorporarla a la campaña de vacunación.

La ministra dispuso la medida luego de que la ANMAT recomendara la utilización de la vacuna Sinopharm a partir de lo establecido en la ley 27.573/2020 (sobre vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra Covid-19), sancionada a fines de octubre.

Otra de las particularidades de esta vacuna es que está basada en el propio virus inactivado de la Covid-19 (la versión muerta del germen que causa la enfermedad) y no utiliza vectores adenovirales (virus que al no poseer el gen que lo reproduce puede transportar material genético de otro virus).

Además, el desarrollo de Sinopharm tiene una particularidad que puede ser considerada una ventaja logística: no requiere una refrigeración menor a 0 grados centígrados y se puede mantener con temperaturas de entre 2 y 8 grados, que puede suministrar una heladera común.

De todos estos detalles, como también de las cuestiones operativas implicadas en el traslado por avión desde Beijing al aeroparque de Ezeiza, conversaron en las últimas semanas el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja, y el director de Sinopharm, Liu Jinzhen.

Deja una respuesta