La sesión extraordinaria comenzó con una cuestión privilegio contra la violencia de género. Las bancas del recinto mostraban carteles con el texto «Mira como nos ponemos»» en solidaridad con la denuncia del colectivo de las actrices argentinas realizado en el día de ayer.

La primera en tomar la palabra fue la senadora por La Pampa (PJ) y presidenta de la Banca de la Mujer, Norma Durango, quien destacó que «frente a los acontecimientos de violencia que han tomado conocimiento público y que agravan los abusos sobre los derechos de la mujer, sentimos necesidad de reafirmar una vez más nuestro compromiso inclaudicable como mujeres y como militantes políticas en contra de toda forma de abuso sexual, muestras de un patriarcado que debemos combatir día a día».

Posteriormente la senadora por Río Negro, María Magdalena Odarda (Frente Progresista) aseguró que «la cuestión de privilegio también es contra todos los diputados nacionales que no dieron quórum al momento de tratar la ley nacional de emergencia de violencia contra las mujeres que esta Cámara aprobó».

A continuación, la senadora Gladys González (PRO) manifestó que «es evidente que todo este Senado se compromete con esta agenda tremenda que es la expresión más terrible del patriarcado y del machismo que aún impera en todos los órdenes de nuestra sociedad».

Compartinos: