NEUQUÉN – Buscan prohibir el uso de cigarrillos electrónicos en espacios públicos

Diputados provinciales de diversos partidos presentaron dos proyectos para modificar las leyes referidas al consumo de tabaco en espacios públicos que incluyen la incorporación de los cigarrillos electrónicos en las restricciones.

Una de las iniciativas reforma los artículos 1°, 2°, 3° y 7° de la ley 2.572, la cual prohíbe fumar en lugares públicos, con el objetivo de incorporar los nuevos dispositivos asociados al tabaquismo y añadir nuevos sitios en los que no se podrá fumar. La otra hace lo propio con los artículos 1°, 2°, 3° y 12° de la ley 2.738, que prohíbe la publicidad de productos con tabaco.

El diputado provincial por el MPN, Javier Rivero, en su rol también como médico, comentó a LM Neuquén que «el vapor de los cigarrillos electrónicos suena inofensivo, pero en realidad es muy perjudicial ya que puede contener sustancias adictivas y llevar a contraer enfermedades pulmonares, cardíacas o cancerígenas».

Rivero comentó que «los proyectos fueron presentados a instancias de reuniones que mantuve con representantes de Alianza Libre de Humo y de la Fundación Interamericana del Corazón, con una sede en nuestro país». Agregó que la idea es «que haya más espacios donde se prohíba fumar, además de actualizar el texto de la ley ante el crecimiento de uso de los cigarrillos electrónicos y los vaporizadores».

Los fundamentos de ambos proyectos retoman las estadísticas según las cuales, en el país, el tabaquismo es una adicción que afecta a unas 9 millones de personas, y produce más de 44 mil muertes por año.

Cuáles serían las modificaciones

La modificación sugerida proviene de las recomendaciones de la Conferencia de las Partes (COP), del Convenio Marco para el control de tabaco (CMCT), de la Organización Mundial de la Salud, vinculadas a prevenir el inicio del uso de dispositivos electrónicos de administración de nicotina por parte de no fumadores y jóvenes, con especial atención a los grupos vulnerables.

Con respecto a la primera parte, los espacios que se agregan a la legislación actual en los que no se podrá fumar son: lugares de trabajo cerrados protegidos por la ley 19.587; patios abiertos de instituciones privadas de acceso público; centros de enseñanza de cualquier nivel; establecimientos de guarda, atención e internación de niños en jardín maternal y de adultos en hogares para ancianos; museos y bibliotecas; espacios culturales y deportivos; estaciones terminales de transporte; y áreas en que el consumo de productos elaborados con tabaco genere un alto riesgo de combustión por la presencia de materiales inflamables, tales como estaciones de expendio de combustibles, sitios de almacenamiento de estos o materiales explosivos o similares.

Los espacios ya prohibidos son: edificios públicos dependientes de los tres Poderes del Estado provincial, municipales y comisiones de fomento, incluidos los organismos descentralizados de la Provincia, tengan o no atención al público; vehículos propios de la Administración Pública; establecimientos comerciales, industriales y/o de servicios y/o cualquier otro tipo de institución pública o privada de uso y acceso público con ambientes cerrados y medios de transporte público.

A su vez, se plantea la restricción sobre los productos preparados que utilizan como materia prima el tabaco, a fin de sumar también los cigarrillos electrónicos, los cuales se consideran nocivos para la salud.

Por otro lado, se busca aplicar medidas con respecto a su publicidad, promoción y patrocinio, reglamentar su contenido y su divulgación e impulsar actividades de control del tabaco.

Los proyectos de ley (14.368 y 14.369) ingresaron por Mesa de Entradas el 19 de mayo firmado por Lorena Abdala, María Laura du Plessis, Germán Chapino, Liliana Murisi, José Ortuño López, Maximiliano Caparroz, Ludmila Gaitán, Javier Rivero y María Fernanda Villone (MPN); Andrés Peressini y Laura Bonotti (Siempre); Fernando Gallia (FNN); Carlos Sánchez (UP-FR) y Carina Riccomini (Juntos).

 

Fuente LMNeuquén

Deja una respuesta