Otro falso dilema

Por Carlos Pissolito, escritor

La desinformación, las calumnias, la difamación y la coprofilia parecen estar en su máxima expresión en la Argentina de hoy. Especialmente tras ser incentivados por un intento de magnicidio o por el montaje de uno para la propia victimización. Poco importa la realidad para aquellos embanderados en un sector o en otro.

Concretamente, las armas fallan. De hecho, son máquinas. El porcentaje de fallos es bajo pero existe. No sé puede descartar. La calidad de la munición y el estado (limpieza) del arma es fundamental.

Tampoco se puede descartar el factor psicológico. No tiene que ser un sicario o un terrorista. Hay muchos casos de asesinatos políticos a cargo de «don nadie». Cómo fue el caso de R Reagan o el más reciente de S Abe en Japón.

Lo que sí es seguro es que esto eleva la temperatura política y hace prever radicalizaciones en todos los actores de ambos bandos. Un falso dilema, una vez más, se nos presenta a los argentinos.

Todo esto dicho y haciendo abstracción de que nos encontramos transitando un brutal ajuste y una serie de medidas que sólo conseguirán que los argentinos seamos un poco más pobres y un poco menos libres.

Deja una respuesta