Para traspasar la Policía Federal

Legisladores se reúnen desde las 13.05, abordando la histórica discusión sobre la tan demorada demanda de porteños. Así, la Nación trasferirá cerca de 20 mil agentes a la Ciudad.

En pleno receso de verano, la Legislatura porteña realiza este lunes una sesión extraordinaria, desde las 13:05, para aprobar el convenio firmado entre Nación y Ciudad de Buenos Aires por el traspaso del personal, bienes y funciones de la Policía Federal.

Asimismo, se tratará un proyecto que autoriza al Poder Ejecutivo a ampliar y reasignar presupuestos necesarios para el traspaso.

Al comienzo de la sesión, a pedido de la legisladora Graciela Ocaña, hubo un minuto de silencio en homenaje al exfiscal Alberto Nisman, fallecido hace un año atrás.

En el inicio, la legisladora Genoveva Ferrero (Pro) se refirió a líneas generales del convenio y dijo que con la transferencia “se resuelve un conflicto histórico con el Gobierno nacional”. Asimismo, señaló: “es un puntapié inicial para que la Ciudad cumpla con un reclamo histórico”.

Por su parte, el diputado Fernando Vilardo (Autodeterminación y Libertad) sostuvo que con el convenio “se esconde el problema de fondo de la violencia social” y “se alimenta el discurso represivo” para “legitimimar aparatos represivos”. Además, recordó casos de gatillo fácil y represión en protestas por parte de fuerzas de seguridad.

Convenio

El convenio firmado el pasado 5 de enero entre el presidente, Mauricio Macri, y jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, estima traspasar alrededor de 20 mil efectivos, que se sumarán a 6.300 agentes de la Policía Metropolitana, fuerza local creada por ley en 2008.

La transferencia de la Policía Federal a la administración porteña fue una de las promesas de campañas de Macri y Rodríguez Larreta. Durante sus ocho de gestión en la Ciudad, el actual mandatario reclamó constantemente esta medida a Cristina Fernández de Kirchner.

La cláusula primera del convenio establece: “la Ciudad asume todas las funciones y facultades de seguridad en todas las materias no federales para ser ejercidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Asimismo, la Nación aclaró que conservará estructuras, personal, bienes y servicios necesarios para asegurar la función de seguridad en materia federal en el territorio de la Ciudad.

Además del personal, la Ciudad recibirá “organismos, funciones, competencias, servicios y bienes,  materiales (muebles e inmuebles) e inmateriales (sistemas informáticos, de seguimiento y/o de comunicación)”.

Específicamente, las áreas que se transfieren, con sus respectivas dependencias, son: Superintendencias de Seguridad Metropolitana (Infantería, Cuerpo de Policía Montada, Destacamento, etc.), Bomberos, Policía Científica, Investigaciones Federales (Homicidios, Robo y Hurtos, Defraudaciones y Estafas, entre otras), Federal de Tecnologías de la Información y Comunicaciones y Aviación Federal –incluye 3 aeronaves con su correspondiente personal-.

El acuerdo establece también que la transferencia “progresiva” de la fuerza se hará en dos etapas, por lo que el traspaso será “gradual y ordenado”, para “consolidar la fusión de un modelo policial que garantice derechos y garantías de ciudadanos”, porque la intención de los gobiernos es que con el tiempo la Federal y Metropolitana se unifiquen, llegando a ser una sola fuerza.

En la primera etapa, llamada de Transición, se prevé un año de duración (no se descarta su prórroga) donde “ambas partes realizarán sus mayores esfuerzos y brindarán el servicio de seguridad necesario para que a través de áreas pertinentes, se ejecute gradualmente la transferencia respecto de cada uno de los agentes, organismos, funciones, competencias, servicios y bienes referidos en el presente Convenio, hasta su implementación apropiada en la Ciudad”. En tanto, en la etapa de Consolidación “la Nación brindará apoyo a la Ciudad en todas aquellas materias relativas al traspaso específicamente requeridas”.

El convenio aclara: “los agentes públicos transferidos conservan el nivel escalafonario, remuneración, antigüedad, derechos previsionales y cobertura social que tuvieran al momento de la transferencia, o sus equivalentes, según normativa vigente, de conformidad con el artículo 11 de la Ley Nº 24.588, acatando protocolos y normas de actuación referidas al desempeño de sus funciones y misiones como agentes policiales”.

Deja una respuesta