El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, encabezó un encuentro del Grupo Parlamentario de Amistad con Estados Unidos donde recibieron a empresarios interesados en invertir en Energía y adelantó que esperan “40 mil millones de dólares para Vaca Muerta”. Además, se refirió al tratamiento del proyecto de tarifas en el Senado.

“Era una reunión programada con potenciales inversores en energía, Argentina está haciendo una inversión enorme en energía, esperamos 40 mil millones de dólares para Vaca Muerta en materia de Gas y petróleo no convencional”, dijo Pinedo a la salida de la reunión privada que mantuvieron miembros de Cambiemos con empresarios estadounidenses.

Además, el legislador aseguró que “hemos hecho inversiones en energías renovables, hemos apostado en centrales hidroeléctricas en el sur y se planea otra central nuclear”.

“Teníamos que recibir a gente interesada en invertir en estos campos en Argentina en un momento difícil del país, tema tarifas, el ataque que está recibiendo el peso por parte de financieros internacionales, al igual que otras monedas del mundo”, explicó Pinedo.

El presidente provisional se mostró optimista a pesar de las últimas semanas de la economía: “Lo que vemos es un país con fundamentos sólidos, con seriedad, vemos que eso genera confianza. Las inversiones en temas como estos son a largo plazo, creo que hemos dado muestras de mucha seriedad. Esto no es por un partido político, es una muestra del sistema político, una muestra de responsabilidad de parte del presidente y los gobernadores”.

Tratamiento del proyecto de Tarifas

Consultado por el tratamiento del proyecto de la oposición por los aumentos de tarifas, Pinedo remarcó que “hay una oposición que mostró seriedad en muchos momentos apoyando proyectos que generaron mucha confianza, de las dos cosas en la oposición, yo valoro más este aspecto”.

En este sentido, aclaró sus diferencias con la propuesta de la oposición: “Es un proyecto contradictorio, se ve que han metido muchas manos. El presidente ha dicho que no es una ley que le haga bien a la Argentina por lo que lo vetaría”.

Para finalizar, destacó que “se sigue privilegiando a la Ciudad de Buenos Aires por sobre muchas provincias por lo que no creo que el proyecto pase por el Senado”, y dejó un guiño: “La actitud de los gobernadores es seria y responsable, hay que ser optimistas”.

Compartinos: