5 de marzo de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

Qué sucede con las emergencias y las facultades delegadas que se votaron positivamente

Por solo diez votos de diferencia, la oposición le otorgó al presidente Javier Milei las falcultades delegadas propuestas en el artículo 4 de la Ley Ómnibus. El proyecto original contemplaba que fueran hasta 2025, pero en las negociaciones se redujeron a solo un año; mientras que en el debate en particular por incisos se recortaron tres incisos sobre facultades en materia de control de los fondos fiduciarios, seguridad y energía.

De esta manera, el Gobierno podrá solo hacer uso de facultades en materia económica, financiera y administrativa.

Los incisos que se votaron por la negativa fueron el «h», «i» y «j». En el inciso «h», que proponía la facultad delegada para «transformar, modificar, unificar o eliminar fideicomisos o fondos fiduciarios públicos», la votación fue 142 votos negativos y 112 positivos.

En tanto Fueron rechazados los incisos H, que permitía transformar, modificar, unificar o eliminar fideicomisos o fondos fiduciarios; el I, que habilitaba a regular y reordenar el sector energético; y el J, que apuntaba a fortalecer la actuación de las Fuerzas Federales de Seguridad.

“Facultades delegadas pero delgaditas”, bromeó un diputado del radicalismo durante el cuarto intermedio antes de debatir los articulos sobre privatizaciones.

Ante la consulta de Infobae, una diputada del PRO explicó que “sin bases no hay delegación”, por lo tanto las emergencias en Energía y Seguridad se vuelven simplemente “declarativas”, es decir, sin aplicación concreta.

Por otro lado, los planes de Milei recibieron un durísimo golpe en el capítulo de Reforma del Estado, ya que todos los incisos menos uno fueron rechazados. Solo el punto B fue aprobado: “Regular e implementar la mejora de la profesionalización de la carrera administrativa de los agentes de la Administración Pública nacional mediante un sistema de acceso y promoción en función del mérito y la obtención de logros y metas objetivas preestablecidas”.

En tanto, fueron rechazadas las facultades de:

Regular y concentrar en un marco regulatorio la organización y funcionamiento interno del Sector Público Nacional;

Centralizar, fusionar, transformar la tipicidad jurídica, reorganizar, disolver o suprimir total o parcialmente, órganos o entidades que integran el Sector Público Nacional;

Suprimir total o parcialmente competencias, funciones y responsabilidades superpuestas, duplicadas o cuyo mantenimiento se haya tornado manifiestamente innecesario de los órganos o entidades que integran el Sector Público Nacional;

Intervenir todos los entes, empresas y sociedades del Sector Público Nacional;

Transformar, modificar, liquidar o eliminar fideicomisos o fondos fiduciarios y/o revertir sus recursos a Rentas Generales con el objeto de asegurar una mayor transparencia en su administración.

En resumen, como chicaneó un Diputado radical en los pasillos del Congreso: Milei tiene “Facultades delegadas pero delgaditas”…