La delegación de legisladores en Washington se reunió con pares estadounidense por el juicio con los holdsouts

La comitiva, encabezada por el presidente de la cámara baja Julián Dominguez (FPV – Buenos Aires), que viajó a Washington para respaldar el reclamo argentino ante la demanda de los holdouts se reunió con sus pares norteamericanos y funcionarios del gobierno para pedirles apoyo en la intención de que la Corte Suprema de ese país acepte la apelación de la Argentina.

Según informaron desde la presidencia de Diputados los legisladores firmaron un documento en el que transmitieron su «pleno apoyo a la petición presentada por la República Argentina» dado «la relevancia que reviste este caso para el futuro nacional y para millones de argentinos».

Domínguez entregó a Pelosi y a Jacobson una copia de las cartas que los bloques PRO, Unir y el Bloque Interparlamentario Federal firmaron para respaldar a la Argentina en la causa contra los fondos buitre.

Son participes de la delegación por el lado del oficialismo además de Dominguez, viajarán los diputados Roberto Feletti (CABA), Juliana Di Tullio (Buenos Aires), Omar Perotti (Santa Fe), José Uñac (San Juan), Guillermo Carmona (Mendoza) y Eric Calcagno (Buenos Aires) y los senadores Ruperto Godoy (San Juan) y Marcelo Fuentes (Neuquén). También irá el diputado nacional aliado al kirchnerismo Carlos Heller (Nuevo Encuentro – CABA) y el presidente provisional del Senado Gerardo Zamora (Frente Cívico por Santiago).

En tanto, por la oposición están confirmadas las asistencias de los integrantes de la cámara baja Walter Aguilar (Compromiso Federal – San Luis), Darío Giustozzi (FR – Buenos Aires), Martín Lousteau (UNEN – CABA) y Federico Sturzenegger (PRO – CABA).

Quedó confirmada la lista de legisladores que integrarán la comitiva que viajará a Washington el domingo para enviar un mensaje de unidad de todo el arco político nacional en el marco del litigio contra los tenedores de bonos que no ingresaron a los canjes de la deuda defaulteada en 2001 y que demandan en la justicia norteamericana al Estado Nacional.

 

Deja una respuesta