Reclamo on line

Educación especial: más de 50 chicos con discapacidad sin clase

Padres, docentes y autoridades de la Escuela de Educación Especial Nº 11, única en su tipo en la Ciudad por estar dirigida a chicos con discapacidad motora y mental asociadas, denunciaron que 50 alumnos faltan a clases desde el lunes porque el gobierno porteño no paga desde agosto el servicio de micros adaptados.

Esta situación provocó que una mamá elevara un reclamo a la plataforma de petitorios online Change.org, dirigida a Carlos Regazzoni, subsecretario de Gestión Económica Financiera del Ministerio de Educación porteño.

“Mi hijo Ignacio, de 8 años, asiste al Colegio Especial N 11 de Villa Urquiza, donde no sólo nos han recibido con amor y los brazos abiertos. El va feliz y no le gusta faltar (…)pero varias veces en el año no puede ir al colegio porque los micros especiales no lo pasan a buscar, a causa de la deuda que el Gobierno de la Ciudad (de Buenos Aires) mantiene con ellos”, escribió la mujer en el sitio web, donde se juntan firmas.

Valeria Bruno, mamá de Ignacio, dijo que su hijo “está triste como otros 50 chicos que concurren a esa escuela. No hay plan B para estos chicos, si no están los micros que son especiales para su traslado”.

La mamá les pidió a través de esa plataforma a los “señores del Gobierno de la Ciudad, que por favor se pongan en nuestro lugar. Entiendan que sin esos micros adaptados, los chicos no van al colegio, no tienen clase, no aprenden”.

“Esto es recurrente, todos los años el problema se repite por lo menos dos o tres veces. ¿Cómo puede ser? Mientras todos hacen campaña ¿quién se acuerda de los chicos?”, continúa el reclamo que ya reunió 1.900 firmas.

La directora del colegio, Liliana Mendoza, confirmó esta situación y contó que de 58 chicos que asisten diariamente a la escuela trasportados por cuatro micros especiales, solamente 9 pueden seguir haciéndolo por su cuenta.

“Son todos chicos con discapacidad mental y motora asociadas, que se movilizan en sillas de ruedas especiales, muy grandes algunas porque la discapacidad motora es tanta que no pueden estar en sillas comunes”, detalló la directora.

Como las sillas especiales son muy pesadas y no son plegables, estos chicos tampoco pueden viajar en colectivos comunes y “dependen de camionetas de tipo utilitario o estos micros especiales que tienen rampas y no tienen asientos”, contó Mendoza.

La comunidad educativa denunció que esta deuda del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires asciende a 1.200.000 pesos y desde septiembre, cuando alertó sobre la falta de pago del transporte, no recibió ninguna solución, sólo “incumplidas promesas de pago”.

“Hemos llamado todo el tiempo y siempre es la misma respuesta, que mañana nos depositan. Los padres llaman por teléfono, se quejan, pero más que eso no pueden hacer”, dijo la docente.

Y no es la primera vez que ocurre, porque en marzo ya habían dejado de pasar los micros durante dos días por falta de pago, explicó Mendoza.

“El gobierno pagaba todo el año en una sola cuota, en el mes de junio pero esta vez decidió hacerlo en dos cuotas, una en junio y otra en agosto, que aún no la pagó”, dijo.

Deja una respuesta