Renuncia Estenssoro

La legisladora porteña dejará su banca a partir del 1° de abril.

La diputada María Eugenia Estenssoro renunciará a su cargo. “Por la actual circunstancia que vive el país, hago un mejor aporte desde la sociedad civil y periodismo”, confesó.

La legisladora contó que la decisión estaba tomada desde diciembre y explicó que lo anuncia “para que la Legislatura lo refrende”. “Pensar en una buena legislación para la comunicación y ver hacia dónde va el periodismo; me gustaría viajar y estudiar esos temas y proponer cosas y libertad de elegir agenda, no me desligo de la cosa pública”, explicó.

Y agregó: “el compromiso por Argentina sigue intacto, tengo que hacerlo desde otro lugar”.

Este martes, por pasillos del Palacio Legislativo tomaron fuerza  rumores de que la diputada abandonaría su cargo. Si bien la confirmación no estaba asegurada, fuentes cercanas al entorno de la legisladora aseguraron que la decisión “ya estaba tomada”.

La diputada, que en el último tiempo mantuvo un perfil bajo dentro del recinto, presidía la comisión de ambiente.

Aquí, el mensaje textual de Estenssoro en Facebook:

RENUNCIO A MI BANCA

Por razones estrictamente personales renuncio a mi banca de legisladora a partir del 1ro de abril.
Decidirlo no fue fácil, ya que tuve el honor y gran responsabilidad de representar a los ciudadanos de la Ciudad de Buenos Aires durante los últimos 11 años ininterrumpidamente, tanto a nivel local como en el Senado de la Nación.

Hoy, por la especial coyuntura de la Argentina, que no dudo será auspiciosa para el futuro desarrollo de nuestra democracia, mi aporte será más significativo desde la sociedad civil y periodismo, de cuyas filas provengo.

Mi vocación por Argentina sigue intacta. Como siempre seguiré comprometida con temas del país y cosa pública, con lo de todos, y colaboraré con iniciativas y dirigentes políticos, más allá de lo partidario.

Tengo la imperiosa necesidad de reflexionar y trabajar con referentes de todos los sectores (político, social, cultural, empresarial, sindical y religioso), trascendiendo divisiones ideológicas, en muchos casos anacrónicas y exacerbadas, para formular una visión de país compartida para encarar un futuro conjunto con más certeza, alegría y esperanza.

Agradezco a todos los ciudadanos de Buenos Aires que en varias ocasiones me votaron, así como a mis compañeros de la Legislatura porteña

Deja una respuesta