El intendente de la localidad balnearia de Villa Gesell, Gustavo Barrera, decretó una prohibición al consumo de bebidas alcohólicas en la calle, playas y otros espacios públicos, y la resolución, que establece multas de hasta 34,000 pesos, ingresará en vigencia una vez que sea aprobada por el Concejo Deliberante, donde cuenta con quórum propio.

Ante el crecimiento de los hechos de violencia y el brutal asesinato de Fernando Báez Sosa a manos de un grupo de rugbiers a la salida de un boliche, el intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, decretó alcohol cero en las playas y controles más estrictos en los boliches.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo que el crimen es «la punta del iceberg» de un problema mucho mayor que es el aumento de la violencia y el consumo de alcohol entre los más jóvenes. «Cuando uno habla con los padres, ve que están angustiados por las noches, la previa, el alcohol. Hasta ahora, lo que se ha hecho es tapar todo con parches. Hemos observado que la violencia ha sido el agravante generalizado en la tipificación en los delitos comunes», explicó Berni.

Una vez recibida la resolución por el presidente del Concejo Deliberante, tendrá un mínimo de 48 horas hábiles para permitir la sesión, por lo que el documento podría ser tratado recientemente a partir del viernes por la tarde.

Hoy la causa continuará avanzado con la primera rueda de reconocimientos, en la que se intentará determinar el rol que tuvo cada uno de los 10 imputados en el homicidio.

 

Compartinos: