3 de marzo de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

Se reactiva la investigación por el ataque a Cristina Kirchner: indagan al líder de «los copitos»

Se reanuda la investigación por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner. Este martes, vuelve a tribunales para ser indagado por la jueza María Eugenia Capuchetti, el líder de “la banda de los copitos”, Nicolás Carrizo. El joven se encuentra detenido desde el pasado 13 de septiembre y ya fue señalado como partícipe secundario del hecho. Pero, la querella reclama que se lo acuse de asociación ilícita junto a Fernando André Sabag Montiel, el hombre que apuntó a la cabeza de la Vicepresidenta, y su pareja, Brenda Uliarte, ambos procesados como coautores de intento de homicidio agravado.

Nicolás Carrizo está preso desde el 13 de septiembre, ya fue dictado como partícipe secundario del atentado.

Carrizo será trasladado desde el penal de Marcos Paz hasta los tribunales de Retiro donde se le exhibirán los mensajes encontrados en su teléfono celular. Cabe mencionar que ya fue procesado justamente por el tenor de los mensajes encontrados en su teléfono cuando lo entregó voluntariamente al declarar como testigo.

En tanto, Sabag Montiel fue atrapado por militantes de La Cámpora tras apuntarle a la cara a Cristina Kirchner, mientras que su novia desapareció del lugar. Llamó a varios conocidos y se fue a dormir a la casa de un ex novio. Luego se encontró con “los copitos” y apareció en televisión junto a Carrizo para desligarse del intento de asesinato. A los cuatro días quedó detenida. La querella de la Vicepresidenta insiste en que hay más involucrados en el atentado. Además de Carrizo, acusó a la agrupación Revolución Federal y el financiamiento que, de acuerdo con lo que plantean, recibió de la empresa Caputo Hermanos, propiedad de familiares de un ex alto funcionario de Mauricio Macri, Luis Caputo.

Cabe recordar que, en diciembre, CFK anunció que pedía nuevamente la detención de Jonathan Morel, Gastón Guerra y Leonardo Sosa, integrantes de Revolución Federal. También pidió la citación a indagatoria de Rossana Caputo por el financiamiento al grupo y el allanamiento y el secuestro del celular de Ximena De Tezanos Pinto, la vecina de CFK en el edificio de Recoleta. Pero el juez Martínez de Giorgi rechazó esos planteos.

La querella apelará la decisión cuando se reanude la actividad judicial. Quedará en manos de la Sala I de la Cámara Federal conformada por Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Mariano Llorens, quienes también deberán decidir sobre otro de los focos que incluyó la Vicepresidenta: la conexión del diputado del PRO Gerardo Milman. La pista sobre el legislador opositor surgió de la declaración de Jorge Abello, ex diputado provincial de Santa Fe y actual asesor legislativo del diputado nacional del Frente de Todos, Marcos Cleri.

Ayer lunes, Capuchetti rechazó un nuevo pedido de recusación presentado por la querella. Según la jueza, no estaban dadas las causales para apartarla: “La parte recusante invoca actividades académicas generadoras de supuestos vínculos con funcionarios locales, desplegando un amplio espectro de cuestiones sin más desarrollo que su sola mención, sin profundizar en el presunto interés que guardaría la suscripta y el motivo por el cual debería ser apartada para entender en estos actuados”.