Las consecuencias de la fuga de diputados de Cambiemos producida el día de ayer sigue provocando ruido entre los dirigentes de la que será la oposición parlamentaria a partir de la asunción a la presidencia de Alberto Fernandez, el 10 de diciembre.

El diputado electo, Cristian Ritondo se manifestó apesadumbrado y declaró a NCN «que es una lástima (la partida de los diputados) porque habrían trabajado muy bien por el bienestar de los argentinos».

En el mismo sentido, pero un dejo de ironía, el diputado Waldo Wolff declaró: «Felicitaciones a los 54 diputados que hoy conformaron el bloque del Pro que compone el interbloque de Juntos por el Cambio. Y los 3 que accedieron a la banca por Juntos por el Cambio, Avila, Ansaloni y Carambia y se fueron del bloque, espero que esa decisión de vida haya valido la pena».

Como explicábamos ayer, este cambio político en la Cámara de Diputados favorece de hecho al Frente de Todos, y de mediar una buena relación entre Consenso Federal y el bloque mayoritario, no sería ilógico imaginar acuerdos parlamentarios que le permitan al peronismo alcanzar el quorum propio que aún no posee.

Compartinos: