A través de un DNU, el Gobierno reemplazó la Secretaría de Deportes por un organismo autárquico dependiente de la Secretaría de la Presidencia.

Así lo establece el artículo 1 del decreto, que indican que la Agencia «posee plena capacidad jurídica para actuar en los ámbitos del derecho público y privado y su patrimonio estará constituido por los bienes que se le transfieran en asignación y los que adquiera en el futuro por cualquier título a nombre del Estado Nacional».

La medida considera que «deviene necesario un reordenamiento normativo que permita la toma de decisiones y ejecución de las políticas vinculadas al fomento del deporte en forma ágil y eficiente».

En el ámbito del deporte la sospecha principal es que la creación de la Agencia es el paso previo a la venta del Cenard y, posiblemente, otros espacios como los del Caden 1 y 2 y el Estadio Nacional de Beisbol en Ezeiza (580 hectáreas), el Cenade en Esteban Echeverría (38 hectáreas), entre otros.

Compartinos: