24 de abril de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

Ataque a CFK: Sabag Montiel confesó que su intención era «matarla por la situación del país»

Desde la cárcel donde se encuentra detenido el hombre que intentó asesinar a la vicepresidenta de la Nación, Fernando André Sabag Montiel reveló que el día del magnicidio fallido tiró del gatillo, pero la bala “no salió. No me arrepiento”. También, indicó que su objetivo era quitarle la vida a Cristina Fernández de Kirchner por la situación actual que atraviesa la Argentina.

«Tiré del gatillo y la bala no salió. No me arrepiento».

Mediante una entrevista televisiva, Sabag Montiel confesó que “lo hice motu proprio, ¿entendés? Están inventando una historia, Actué solo con respecto al atentado. Y tengo las pruebas acá, Brenda Uliarte no tiene nada que ver«. Asimismo, se refirió al arma que gatilló sin lograr que saliera la bala. Al respecto, dijo que “estaba cargada, tiré del gatillo y el tiro no salió. Tenía cinco balas el arma. Después me plantaron balas en mi casa. Pusieron droga diciendo que yo era un drogadicto. Están defenestrando, inflando una imagen que yo no soy todo lo que dicen«.

Imaginate los nervios de estar en un lugar, de tirar la corredera, tiré el pestillo para atrás y cuando tiré el gatillo no salió el tiro. Porque entre tanto tumulto, tanta gente, estaba nervioso«, completó.

En otro tramo de la nota, le consultaron si conocía al fiscal Diego Luciani a raíz de la carta que recientemente le envió: “Lo conocía de la tele de antes. Es obvio que Luciani tenía bronca. Es él el que tiene las causas que tiene problemas con Cristina«, dijo.

Cabe hacer mención que en las últimas horas se conoció una carta que el detenido por el intento de asesinato a la titular del Senado le mandó a Luciani. En ella, Sabag Montiel asegura que lo “tienen secuestrado. No puedo salir por decisión de la vicepresidenta y de la jueza María Eugenia Capuchetti”. La magistrada de la causa por el atentado contra CFK pidió que el caso sea elevado a juicio. Pero, el fiscal de la causa Carlos Rívolo, se opuso debido a que considera que hay pruebas pendientes de realización, por lo que su decisión sería apresurada.

La intención de Capuchetti va en la misma sintonía que la Cámara Federal, que considera pertinente que sea elevada lo antes posible por las diferencias que hay entre la magistrada y el fiscal. En tanto, una de las pruebas que destaca Rívolo tiene que ver con el análisis del teléfono celular de Sabag Montiel.