Tras la sanción en el Senado de la ley que autoriza el uso de cannabis medicinal, la diputada nacional Karina Banfi (UCR-Cambiemos) expresó que “Argentina acaba de dar un gran paso para ponerse a la altura de otros países en materia de tratamiento del dolor en la salud pública. Se saldó un debate que se postergó por años».

La diputada Banfi comenzó en enero del 2016 a trabajar una posible ley que autorizara la importación o producción nacional del cannabis medicinal para pacientes con epilepsia refractaria junto con el intendente de General La Madrid, Martín Randazzo y el Dr. Marcelo Morante.

Banfi manifestó que «esta iniciativa tuvo el apoyo y dedicación de muchos diputados de Cambiemos como Luis Petri, presidente de la Comisión de Seguridad, cabecera del proyecto, así como también de los diputados Sergio Buil, Sergio Wisky, Alejandro Echegaray y Marcelo Wechsler, entre otros, que trabajamos con funcionarios del Poder Ejecutivo para encontrar una respuesta a la demanda de tantas madres y pacientes.»

Por último, agregó que “La salud pública aparece cuando el Estado está presente para garantizarnos una mejor calidad de vida».

Esta norma reúne todas las condiciones establecidas por los compromisos internacionales que Argentina ha asumido y da una respuesta inmediata a las familias y pacientes que sufren distintas patologías.

Compartinos: