El ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, se metió de lleno en la controversia de “los presos políticos” al declarar que en la Argentina existen  y que “(Julio) De Vido es inocente”.

Las explosivas declaraciones de Berni, quien ha dicho que su jefa política es Cristina Fernández, pueden generar su salida de la gestión del gobernador Axel Kicillof.

El funcionario realizó estas declaraciones en una semana donde el tema ha generado cruces entre dirigentes cristinistas y el Gobierno nacional por las políticas de seguridad y los exfuncionarios K detenidos.

Para acortar distancia, luego de algunas diferencias de criterio en materia de seguridad, este martes, Kicillof convocó a su despacho a la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y al propio Berni.

Los dos funcionarios se mostraron conformes con la conversación y dieron por terminada la controversia. Sin embargo, a la salida de ese encuentro que se produjo en la Gobernación bonaerense en La Plata, Berni volvió a marcar diferencia con la Casa Rosada, respecto a los supuestos presos políticos.

“Sí, creo que en la Argentina hay presos políticos, que esos presos políticos estuvieron presentes durante el gobierno del ingeniero Macri y ahora la justicia tendrá que resolver el problema», sostuvo Berni, una cuestión que había negado el propio Presidente de la Nación.

Pero, Berni fue más allá. Defendió de manera enfática al exministro Julio de Vido, quien también en los últimos días polemizó con Alberto Fernández y otros ministros nacionales como el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el canciller Felipe Solá.

«Creo absolutamente en la inocencia de De Vido, no tengo ninguna duda, porque lo conozco hace muchos años, más allá de que tengo muchas diferencias a veces hasta políticas, pero creo en su inocencia porque lo conozco desde hace muchísimos años y la verdad que todavía no tiene una definición en las causas de corrupción», concluyó Berni.

En la Casa Rosada admiten que el Presidente ya “está cansado” de las declaraciones de Berni, pero se trata de un funcionario bonaerense.

Luego de las fuertes declaraciones de este lunes, nadie se anima a pronosticar si Kicillof seguirá sosteniendo al funcionario cristinista.

Compartinos: