Luego de la renuncia de Pablo Baca a su cargo de juez del Superior Tribunal de Justicia, el presidente del Bloque Frente de Todos – Partido Justicialista de la Legislatura de Jujuy, Pedro Belizán, afirmó que la decisión del ahora ex magistrado era “los más prudente”, aunque sostuvo que demoró mucho tiempo en hacerlo y que ello produjo un desgaste institucional innecesario.

Al mismo tiempo, reafirmó que la decisión de su bancada se mantiene inalterable con respecto al proyecto de intervención federal del Poder Judicial de la provincia.

“Nuestro bloque fijó una posición hace un par de semanas con relación al proyecto del senador nacional por Jujuy Guillermo Snopek. El PJ y todos los diputados del Frente de Todos adherimos al pedido de intervención porque ha quedado demostrado en los dichos de Baca, que lo llevaron al juicio político en la Legislatura, que en la Justicia jujeña existe una fuerte injerencia del Poder político”, manifestó Belizán.

Ante estos dichos el bloque de legisladores Frente de Todos, expresaron que  “Desde el Frente Cambia Jujuy reafirmamos que la intervención de poder judicial busca liberar a Milagro Sala y garantizar la impunidad para los investigados por corrupción pertenecientes al anterior gobierno”.

Más adelante señalaron que las expresiones del diputado opositor demuestran el miedo que tiene el legislador a sus pares del Kirchnerismo duro, y que ésa es la razón de fijar dicha posición, “El temor y la fragilidad ideológica, pone a Belizán al descubierto en la estrategia de desestabilizar el funcionamiento institucional en Jujuy” indicaron.

“Es un momento crítico para todos los argentinos por la Pandemia y los irresponsables de siempre, que gobernaron la provincia por más de 30 años, continúan con planteos mezquinos, sin propuestas serias y políticas baratas. Ni el coronavirus frena al Kirchnerismo en su proyecto desestabilizador” denunciaron.

Expusieron luego que hay una operación política organizada por el kirchnerismo de desestabilizar a un gobierno democrático y que el pedido de intervención al poder Judicial busca, además, de la liberación de Milagro Sala, garantizar la impunidad a quienes denominan “presos políticos” y que no son más que “políticos presos, que robaron recursos que iban a darle calidad de vida a los pobres”.

Recordaron que fue el bloque de diputados del Frente de Todos quien protegió al Fiscal General del Superior Tribunal, Alejandro Ficoseco, no permitiendo el avance del juicio político que se le seguía en la Legislatura, cuando “todo el pueblo jujeño sabe que Ficoseco fue cómplice de haber dejado prescribir más de 30 causas contra Milagro Sala” puntualizaron.

“No vamos a permitir que sectores minoritarios pretendan el retorno de la violencia, vamos a defender el respeto institucional que hay entre el gobernador Gerardo Morales y el presidente Alberto Fernández; el pueblo jujeño pondera la buena relación entre nación y provincia y le dijo basta a su manera de hacer política basado en el agravio y la agresión. Por eso somos categóricos al afirmar:  Jujuy no se toca, no vamos a volver al pasado de violencia, corrupción y clientelismo” concluyeron.

Compartinos: