Bodart quiere lío

El diputado porteño del MST Alejandro Bodart confirmó que este viernes por la mañana habrá una reunión en el Salón Montevideo de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires con legisladores opositores, gremios docentes y padres para buscar soluciones y discutir la “crisis” educativa que, entre otra cosas, dejó a más de 17 mil chicos sin escuela asignada para iniciar el año lectivo.

A fines de diciembre y principios del mes de enero, el escenario en Educación se tornó turbulento para la Ciudad. A los problemas en el sistema de inscripción online a escuelas públicas, se sumó la crítica de la oposición, e incluso de organismos autónomos del distrito, por la consecuente falta de vacantes y ausencia de obras en materia de construcción de escuelas, pero todo empeoró cuando el macrismo publicó su aspiración de instalar aulas modulares para cubrir la demanda en algunos barrios.

“Es una situación insólita porque esta es una decisión política que deja a más de quince mil chicos sin escuela”, explicó Bodart.

Y agregó: “en los últimos días hubo gente sin vacante, después se la dieron y ahora les dicen que no la tienen más porque surgieron nuevos errores”.

Para Bodart, la situación actual de en materia de educación, con el panorama de la falta de vacantes, la falla de la inscripción online y la posible instalación de aulas containers, es “una verdadera barbaridad que muestran las políticas de recorte de lo público”.

“Este año se bajó el presupuesto de la educación, como el anterior y estas son las consecuencias porque falta una política para crear escuelas para garantizar que los chicos tengan su lugar”, advirtió.

En referencia a que el Gobierno porteño decida suplir la falta de vacantes y aulas con aulas modulares, Bodart sostuvo:  “ningún padre aceptará que sus hijos vayan a una caja de metal”; “tienen que surgir vacantes, abrir nuevos cursos en los colegios y discutir este año una política de aumento sustancial del presupuesto para hacer las escuelas faltantes”.

Según el diputado de izquierda, la administración macrista lleva adelante una política “para que los padres inscriban, con mucho esfuerzo, a sus chicos en escuelas privadas”.

“Armaremos lío para que el Gobierno de soluciones”, concluyó.

Deja una respuesta