El legislador porteño de Coalición Cívica Hernán Reyes cuestionó la decisión de la Oficina Anticorrupción de dejar de ser querellante en causas que involucran a la Vicepresidenta de la Nación y aseguró que el organismo “se retira por una decisión política del Presidente de la Nación, que es cumplir con la impunidad para Cristina Kirchner, no hay otra razón”.

En diálogo con Radio de la Ciudad, afirmó que “es un acto más para llevar adelante el plan de impunidad” y planteó que “la deuda que tiene Alberto con Cristina es asegurar la impunidad de ella y de sus hijos”. “Esa fue la moneda de cambio para su candidatura presidencial”, dijo Reyes, y agregó que “Alberto en la medida que le paga a Cristina le debe a la sociedad argentina”, por lo que “esto va a lesionar su autoridad política”.

El dirigente de Juntos por el Cambio rechazó los argumentos de la oficina que dirige Félix Crous para dejar de ser querellante: “Uno, que no tiene recursos humanos y administrativos, ya es grave de por sí, y es falso. Segundo, que como está en juicio oral hay que retirarse, al contrario, es el momento más importante para estar. Y el otro argumento es que la UIF ya es querellante, pero en todo caso la Justicia hubiera pedido una unificación de la querella y no lo pidió”.

En este marco, Reyes consideró que “hasta se podría pensar en una denuncia por incumplimiento de deberes de funcionario público”.

Compartinos: