Capitanich defendió la gestión de Fútbol Para Todos y remarcó el rol de la oposición cuando los derechos eran de privados

El jefe de Gabinete Jorge Capitanich (FPV) defendió la transparencia del programa Fútbol Para Todos y subrayó que «constituye un vehículo de comunicación adecuado de las políticas públicas», y afirmó que «el pueblo argentino sabe que hoy tiene televisión abierta y gratuita». También remarcó que cuando los derechos de televisación pertenecían a grupos empresarios privados ningún opositor cuestionó el uso extorsivo.

Esas declaraciones se dieron en el marco de la conferencia de prensa de esta mañana en respuesta la denuncia que hoy, según indicó, presentaria la legisladora porteña Graciela Ocaña (Confianza Pública). Había anticipado que acudiría a la Justicia para acusar al actual jefe de gabinete Jorge Capitanich, al ex ministro coordinador Juan Manuel Abal Medina y al senador nacional (y ex jefe de Gabinete) Aníbal Fernández (FPV – Buenos Aires) por fraude, administración fraudulenta y violaciones de los deberes de funcionario público a raíz de lo que consideró «manejo discrecional» de los fondos del Fútbol para Todos. También denunciaría al presidente de la Asociación del Fútbol Argentino Julio Grondona.

A su vez, Capitancih puso el foco sobre las denuncias contra el uso de los fondos cuando los derechos los tenía el Grupo Clarìn. Destacó que «nunca»  había observado una presentación de ese tipo frente a las «maniobras para la concentración de cables en todo el país». Y agregó: «los domingos se secuestraban las goles para beneficio de una sola empresa», utilizando el fútbol «de modo extorsivo para suscribirse al cable».

Además comparó el monopolio de la información deportiva con Papel Prensa. Aseveró que «primero lograron con Papel Prensa ensangrentarse las manos con la dictadura militar y ningún legislador de esta oposición tan genuflexa a los intereses de los grupos mediáticos dijo nada».

 «La oposición es genuflexa» porque «nunca atacan a grupos mediáticos ni económicos», sentenció el jefe de ministros desde Casa Rosada al recordar cuando los grandes medios, encabezados por el Grupo Clarín, «querían el monopolio de voz imagen y transmisión de datos, eran zares que iban a manejar discrecionalmente la comunicación y extorsionar a los gobiernos de turno».

Deja una respuesta