Una delegación de parlamentarios venezolanos completó una visita a Buenos Aires en la que se reunieron con legisladores argentinos para trazar un diagnóstico sobre la situación en su país.

Tomás Ignacio Guanipa Villalobos (diputado por el distrito Capital y Secretario General Nacional del partido Primero Justicia), quien preside la comisión especial para el seguimiento de la Cumbre Parlamentaria de Cúcuta y la comisión permanente de Poder Popular y Medios de Comunicación de la Asamblea Nacional de Venezuela se reunió, junto a otros legisladores venezolanos, con diputados argentinos con motivo de la crisis humanitaria en Venezuela.

Guanipa agradeció profundamente la recepción amistosa de venezolanos por parte del gobierno y del pueblo argentinos, e informó sobre la misión de la Comisión que preside. Ese fue el motivo de su visita al país.

Recordó que en la Declaración de los Presidentes, Mesas Directivas y Delegaciones de los Órganos Legislativos de América Latina y el Caribe del 1º de junio de 2018 suscripta en Cúcuta, Colombia, los firmantes se comprometieron a propiciar ante los gobiernos de la región una serie de medidas inmediatas que incluyen, entre otras relevantes, “el desarrollo de una agenda legislativa común que permita responder a la crisis coyuntural por la que atraviesan millones de venezolanos expulsados de su territorio producto de la represión del régimen y la situación de hambruna en dicho país” (punto 3 de la Declaración de Cúcuta).

Guanipa mencionó entre los objetivos de la comisión a su cargo los siguientes: “1) Facilitar la permanencia y tránsito de ciudadanos venezolanos, su situación migratoria y su estatus legal dentro de Argentina y los países de la región, flexibilizando requisitos de permanencia y residencia, así como expedición de salvoconductos migratorios para el tránsito entre la región; 2) Facilitar mecanismos para la consecución de la homologación de títulos universitarios para los venezolanos en situación de migrantes adoptando mecanismos expeditos en lo referente a los trámites; 3) Elaborar un régimen especial migratorio para los parlamentarios venezolanos, eximiéndoles de los requisitos de presentación de pasaporte; 4) Presentar propuesta para adoptar medidas en contra de los capitales producto de la corrupción de funcionarios venezolanos; y 5) Presentar proyectos de resolución a los parlamentos para que sean adoptados como reconocimiento a la crisis humanitaria del pueblo venezolano.”

Por Argentina estuvieron presentes los diputados nacionales Cornelia Schmidt Liermann (presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores y Culto), Karina Banfi, Fernando Iglesias, Pablo Torello y Paula Urroz; y el director general de Diplomacia Parlamentaria, Cooperación Internacional y Culto de la Cámara, Juan de Dios Cincunegui.

Además de los temas mencionados, durante la reunión se analizó la factibilidad de solicitar la intervención de la Corte Penal Internacional (CPI) para que se investiguen posibles crímenes cometidos en Venezuela en violación a los derechos humanos; así como la importancia de articular acciones entre los gobiernos de la región en pos de mitigar las penurias de los venezolanos expulsados de su país motivo de la violencia, el hambre y la falta de atención médica.

Guanipa destacó que actualmente Venezuela alcanzó el segundo lugar entre los países con mayor cantidad de personas desplazadas en el mundo después de Siria. Por su parte, durante el primer semestre de este año Venezuela pasó a ser el país con mayor cantidad de ciudadanos que emigran hacia la Argentina.

Cabe recordar que sendas delegaciones de diputados argentinos participaron de las Declaraciones de Lima, Perú, en agosto de 2017; y la mencionada de Cúcuta, Colombia, en junio de 2018, en ambos casos en defensa de la democracia en Venezuela.

Entre los pasos a seguir se acordó estudiar la posibilidad de organizar en Buenos Aires un nuevo encuentro parlamentario del estilo de los realizados en Lima y Cúcuta, preferentemente en forma previa a la 140º Asamblea de la UIP (Unión Interparlamentaria) prevista del 6 al 10 de abril próximo.

También se solicitó se atienda en el marco de la UIP la situación de violación de los derechos humanos de los parlamentarios venezolanos, como la detención ilegal del diputado Juan Requesens y las denuncias formuladas a Julio Borges, entre otros.

Y se destacó y abogó por la continuidad del proyecto URSA (Unidad de Respuesta Sanitaria) de Cascos Blancos en Cúcuta para asistir a la población migrante venezolana ante la crisis que enfrenta desde un punto de vista sanitario y humanitario, cuyo Centro Operativo está montado a la salida del puente Simón Bolívar, atendido por especialistas en pediatría, medicina familiar, ginecólogos, enfermeros y psicólogos atendiendo a mujeres en edad fértil, gestantes, lactantes y niños menores de 17 años.

Durante su visita a Buenos Aires la delegación venezolana se reunió con autoridades de la Dirección Nacional de Migraciones (Horacio García), el Registro Nacional de las Personas (Juan José D´Amico), los ministerios de Educación, Salud, Seguridad, y de Relaciones Exteriores y Culto, representado este último por el ministro Leopoldo Sahores, subsecretario de Asuntos de América Latina y el Caribe; la consejera Romina Bocache; el ministro Jorge Stevens, de la Dirección de América del Sur; y Santiago Saint-Pierre (de DIAPA).

Acompañaron a Guanipa, Edgar José Zambrano Ramírez (diputado por el Estado de Lara; vicepresidente nacional del partido Acción Democrática, presidente de la Comisión Permanente de Defensa y Seguridad de la Asamblea Nacional); Gaby Andreína Arellano (diputada por el Estado de Táchira, del partido Voluntad Popular, vicepresidente de la Comisión de Política Interior); y Jesús Alexis Paparoni Duran (diputado por el Estado de Mérida, del partido Un Nuevo Tiempo, ex Gobernador).

También estuvo presente Eduardo José Battistini Delgado, dirigente local de Primero Justicia.

Compartinos: