El oficialismo y el PJ buscan consensuar una sesión con proyectos en común para ponerle un freno a la sequía de leyes en el Senado. La Cámara alta no sesiona desde el mes de mayo.

El senador nacional y presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (PRO-CABA), y el reemplazante de Miguel Pichetto en la conducción del bloque Justicialista, Carlos Caserio (Córdoba), acordaron realizar una reunión de Labor Parlamentaria el martes 16 para definir un posible temario para una sesión ese mismo miércoles 17.

Durante esta semana corta por los feriados, las bancadas intercambiaron proyectos e iniciativas para incluir en una agenda “sin disidencias”. En principio, lo más firme es que se retome el proyecto de traspaso de mando que no pudo ser tratado el 22 de mayo por falta de quórum pero que tiene un acuerdo logrado entre Cambiemos y oposición cuando el peronismo era comandado por Pichetto.

Otro punto que tiene pendiente el oficialismo es la aprobación de pliegos de jueces y fiscales, una batería aprobada raudamente en la comisión de Acuerdos que conduce el salteño Rodolfo Urtubey. En sus reuniones internas, el justicialismo fue claro tras la renovación de la conducción del bloque, querían discutir de nuevo el manejo de los ascensos judiciales.

Estan pendientes de negociaciones otras alternativas, en primer lugar los proyectos que tienen moción de preferencia en sesiones pasadas, entre ellas debates sobre DNUs sancionados por el Ejecutivo y tratados en la comisión de Tramite Legislativo. La oposición podría intentar unirse y recharzarlos.

Y en segundo lugar, la posibilidad de retomar la discusión entre “verdes” y “celestes” por el pliego de la candidata votada en Diputados como Defensora del Niño, Niña y Adolescente. La magistrada Marisa Graham que ganó el concurso en la Bicameral y se declaró a favor de la legalización del Aborto.

Compartinos: