Diputados aprobó el Presupuesto 2021 tras una extensa Sesión Especial

La Cámara de Diputados aprobó por 139 contra 15 votos y 90 abstenciones de Juntos por el Cambio el proyecto de Presupuesto 2021 que tiene como ejes centrales el aumento de gastos de capital para realizar un plan de obras públicas y una fuerte reducción del pago de los intereses de la deuda a partir del éxito obtenido en el proceso de reestructuración.

El proyecto cosechó el respaldo del Frente de Todos, el Interbloque Federal, la mayoría del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, mientras que los sufragios negativos correspondieron a la izquierda y 13 legisladores de Juntos por el Cambio. Noventa legisladores Juntos por el Cambio y el Partido de la Justicia Social se pronunciaron por la abstención.

La sanción del dictamen de mayoría se produjo tras 15 horas de debate y luego de agotar una extensa lista de oradores de más de 130 diputados que expusieron sobre la ley de gastos y recursos del próximo año.

El debate se inició minutos antes de las 16 del miércoles con la exposición del presidente de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller (Frente de Todos), y concluirá con los cierres a cargo de los jefes de bloque, Mario Negri (Juntos por el Cambio) y Máximo Kirchner (Frente de Todos).

A lo largo de la jornada, los legisladores del oficialismo destacaron que el presupuesto cambia el paradigma de los últimos años, ya que se reducirá el pago de intereses de deuda y se apuntalará las obras públicas y el desarrollo productivo, mientras que JxC dijo que se trata de cifras que no se podrán cumplir y pidió la elaboración de un nuevo programa económico.

Los Diputados oficialistas apuntaron a defender el Proyecto haciendo hincapié en que el mismo se busca “atender a los sectores más vulnerable” y dinamizar la economía con una “fuerte inversión”.

Así lo planteó Fernanda Vallejos quien detalló que el objetivo es “retomar un proyecto de país que había quedado inconcluso en diciembre de 2015, y abandonar el camino del neoliberalismo, del ajuste, del endeudamiento, de la fuga”.

Por su parte, el diputado pampeano Rauschenberger aseguró que el “primer presupuesto de Alberto Fernández marca el cambio de rumbo que los argentinos votaron en octubre del 2019”.

Señaló que “cuando ya se comenzaba a avanzar en determinadas políticas la pandemia obligó a reprogramar objetivos y proyectos”.

Mirada similar tuvo el funcionario Pablo Casaretto, quien afirmó que “este gobierno tiene un plan pero no tiene un presupuesto de ajuste y neoliberal como el que les gusta a los economistas que plantean una reforma impositiva para bajarle los impuestos a los más ricos, una reforma previsional para perjudicar a los jubilados o piden liberar los flujos de capitales”.

Incluso recordó que en medio de la pandemia de coronavirus hubo un “Estado presente” y esto se vio en el “apoyo a empresas, a las familias y a las provincias”.

Como contrapartida, el Bloque Juntos por el Cambio, argumentó el porque de su desición de abtenerse al votar. En su exposiscion, el diputado Cristian Ritondo, señaló hoy su partido “no rechaza” el proyecto de Presupuesto 2021 que se debate en la Cámara baja, sino que se “abstiene en vista de futuros acuerdos que amplíen la base del consenso legislativo que el Gobierno necesita para salir de esta coyuntura preocupante y desafiante”.

“Es una abstención responsable que, a su vez, implica un llamado de atención, porque nos gustaría poder votar a favor, pero vemos que es un presupuesto incompleto. No contiene información respecto qué impuestos planean modificar a través de la reforma tributaria, ni sobre los incrementos que tendrán las tarifas de servicios públicos ni sobre el supuesto de movilidad jubilatoria que incorpora” precisó.

Por último, expresó: “Queremos dejar en claro, que anhelamos que al gobierno nacional le vaya bien para poder llevar alivio a todas las familias argentinas. Pero entendemos que este no es el camino”.

En esta línea también se manifestó el diputado nacional Luciano Laspina (PRO) quien fundamentó la decisión al sostener que se trata de una “posición responsable” ante una iniciativa que no pueden avalar.

“Este Presupuesto supone el fin de la pandemia y el congelamiento real de las jubilaciones y pensiones, y en sus números prevé que en el año electoral vamos a subir tarifas, cosa que la veo complicada”, completó.

Más radical fue la decisión (ya anticipada) del Frente de Izquierda quien aseveró que votará “negativo” al Proyecto.

El Diputado Nicolás del Caño sostuvo que “este es un presupuesto de ajuste a la medida de la negociación y el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”.

Su compañera de bancada, la Diputada Romina del Pla, en sintonía con ese discurso manifestó que “El apuro de este proyecto tiene que ver con que cuando llegue la próxima misión del FMI, el gobierno quiere presentarle el presupuesto resuelto. Han armado un compromiso para aplicar el ajuste”.

Los Detalles del Prepuesto 2021

El proyecto de Presupuesto 2021 que discute la Cámara de Diputados y cuya sanción se podría concretar en las primeras horas de mañana, contempla un crecimiento del PBI de 5%, una inflación del 29%, un gasto global de 8 billones de pesos, y un déficit equivalente al 4,5% del PBI.

Los puntos salientes del dictamen que debate en una sesión especial del plenario del cuerpo legislativo son los siguientes:

– Gasto total de 8,3 billones de pesos, de los cuales 7,5 billones corresponden a gastos corrientes.

– El déficit estimado para 2021 es del 4,5% del Producto Bruto Interno

– Un crecimiento de la economía del 5% del PBI

– El pago de intereses se reducirá del 3,5 al 1,5% del PBI.

– El gasto de capital previsto será del 2,2% del PBI, con lo cual se duplicó con respecto al presupuesto 2019.

– Una inflación promedio de 29 por ciento.

– Un dólar promedio a diciembre de 2021 de 102 pesos.

– Contempla destinar más de $ 5 billones a gastos sociales, con un incremento del orden del 60% respecto al período previo.

– Estima que las exportaciones crecerán un 10,2% y un incremento de las importaciones de 20,4%, con un saldo de balanza comercial superavitaria de alrededor de US$ 15.087 millones.

– El consumo privado aumentará un 5,5% y el consumo público 2%.

-.El gasto para políticas de género será del 15% del PBI.

– Los subsidios para el transporte de pasajeros del interior serán de 20.500

millones de pesos y para la región metropolitana de 65.000 millones de pesos.

– Dispone un incremento en la alícuota del impuesto a las apuestas o juegos de azar efectuados a través de cualquier plataforma digital, que será del 5%.

– En tanto, la alícuota pasará a ser del 15% si interviene una persona con residencia en el exterior.

– Se crean aduanas en la provincia de Misiones cuya ubicación se definirán entre la provincia y la Jefatura de Gabinete.

– Se destinarán 12.540 millones de pesos a la Rioja en concepto de compensación de coparticipación, de los cuales 460 millones se destinarán a los municipios.

– Se establece una contribución obligatoria del tres por mil (3‰) de las primas de seguros excepto las del ramo vida, a cargo de las aseguradoras, que será destinado al Fondo Nacional del Manejo del Fuego.

– El Fondo del Tabaco será transferido a las provincias productoras de tabaco en forma mensual. El Banco de la Nación Argentina no percibirá retribución de ninguna especie por los servicios que preste conforme al presente.

– Se asignarán al Fondo Fiduciario para la Promoción de la Economía del Conocimiento, FONPEC 230 millones de pesos y un cupo fiscal de 24.000 millones de pesos.

– El Estado Nacional acordará el pago a las provincias de Santa Fe y de La Pampa de los fallos de la Corte Suprema por deuda de coparticipación.

– Se destinarán 700 millones a la Subsecretaria de Fortalecimiento Productivo y Sustentable para Pequeños y Medianos Productores Agroalimentarios.

-Se derivarán 823 millones a las becas deportivas convencionales y paralímpicas que percibirán los y las atletas de representación nacional entre los meses de enero 2021 y agosto 2021.

Deja una respuesta