La comisión de Salud de la Legislatura porteña emitió un dictamen en torno al proyecto de ley que prohíbe fumar en las áreas de juegos infantiles de plazas y parques de la ciudad y, además, fija sanciones económicas de hasta 30.000 pesos y días de arresto a quienes no cumplan con la normativa.

El proyecto, elaborado por el bloque oficialista, propone la creación de una «franja de amortiguación, no menor a tres metros de ancho desde el perímetro exterior de los patios de juego», a partir de la cual no se podrá fumar.

La medida busca «mejorar la calidad del aire circundante a los patios de juegos existentes parques y plazas» de la ciudad de Buenos Aires, «mejorando el disfrute del espacio público y reduciendo los riesgos a la salud de los niños que utilizan esas instalaciones».

Asimismo estipula que, una vez en vigencia, los infractores a la norma serán sancionados con multas que van desde los 1.200 a 30.000 pesos o de tres a 30 días de arresto, de acuerdo con el artículo 54 del Código Contravencional que penaliza a «quien coloque o arroje sustancias insalubres o cosas dañinas en lugares públicos».

La iniciativa fue parte de una consulta ciudadana que efectuó meses atrás el Gobierno porteño a través de redes sociales, en la que un 80% de los vecinos que se manifestaron lo hicieron en respaldo de la idea de prohibir el consumo de cigarrillos en las áreas donde juegan los niños en los espacios verdes.

Compartinos: