En el plenario de las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto y de Legislación Penal, presididas por Cornelia Schmidt Liermann y María Gabriela Burgos, respectivamente, se emitió dictamen al proyecto de ley que establece la adhesión de la Argentina a la Convención de Budapest para la lucha contra el ciberdelito.

Los diputados del Frente para la Victoria Sandra Castro y Guillermo Carmona, firmaron el dictamen con disidencias.

Marcos Salt, penalista y procesalista, especialista en delitos informáticos y asesor en el ministerio de Justicia, subrayó “la importancia de adherir al Convenio de Budapest, debido a que el intercambio de información internacional es fundamental para la investigación de este tipo de delitos”.

En ese sentido, agregó que, “de aprobarse el proyecto, ratificado por gran cantidad de países, dicha herramienta le va a brindar un marco integral de cooperación en ciberdelito, además de evidencia digital en cualquier proceso penal”.

El Convenio de Budapest, adoptado el 23 de noviembre de 2001, es el primer tratado supranacional sobre delitos informáticos y busca estandarizar las legislaciones nacionales y los protocolos y técnicas de investigación para impulsar la cooperación internacional en temas como las estafas informáticas, la distribución de pornografía infantil, las infracciones vinculadas a la propiedad intelectual y los atentados contra la integridad del sistema.

Cabe recordar que en abril pasado funcionarios de distintos ministerios, organismos nacionales y del Congreso de la Nación, embajadas y representantes del sector privado, se dieron cita en Diputados para realizar un tratamiento integral de esta problemática que afecta la seguridad internacional.