El diputado de Cambiemos sorprendió a propios y extraños cuando en el inicio de su discurso dijo “empecemos por donde estamos de acuerdo: el aborto es una tragedia. En los países avanzados en donde, en casi todos, el aborto es legal, la tasa de aborto cayó. La segunda tasa más alta en el mundo es la de América del Sur donde el aborto está, en casi todos lados, prohibido” y continuó “Si estamos en contra del aborto, tenemos que despenalizarlo”. El diputado se dirigió a sus compañeros de bancada y los interpeló “ustedes que son funcionarios públicos, ¿denunciarían a una mujer si se enteran que abortó? ¿pedirían para ella cadena perpetua que es lo que corresponde para un asesinato agravado por el vínculo? ¿ustedes proponen que una mujer violada sea obligada a parir con tal de no configurar un asesinato? Yo quiero creer que no”.

Y habló para el interior del partido gobernante “somos Cambiemos, vinimos a cambiar el país, no a consagrar el status quo hecho de abusos, de discriminación sexista, social y de desigualdad” y agregó “voy a pedirles que hagamos un pequeño experimento: pensemos -todos los que somos Cambiemos- un sólo país al que quisiéramos que la Argentina se parezca al final del mandato de Cambiemos: piensen y después díganme en qué parte del mapamundi está”, proponía mientras mostraba un gráfico que indicaba los países en los que ya hay leyes que despenalizan el aborto.

Compartinos: