Con motivo de la decimoquinta edición de La Noche de los Museos, el Edificio del Molino permaneció abierto y el público pudo recorrer sus salones interiores este fin de semana.

El edificio, ícono del estilo Art Nouveau porteño y Monumento Histórico Nacional desde 1997, fue presentado a la comunidad después de su cierre definitivo, 21 años atrás.

En el recorrido, además de tomar contacto con los espacios originales en los que se iniciaron los procesos de restauración, el público pudo apreciar una muestra de fotos de la Dirección de Cultura de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación que documenta el estado del inmueble al ser recibido por la Comisión Bicameral Administradora del Edificio del Molino. Asimismo, especialistas en recuperación de maderas, vitrales y ornatos expusieron piezas originales del monumento.

Por otra parte, en el espacio de la confitería, tres formaciones musicales presentaron diversos estilos de la historia del tango.

Al finalizar el recorrido, los visitantes fueron despedidos por el personal de Imprenta del Congreso de la Nación, quienes con una minerva manual -máquina tipográfica de pequeñas dimensiones empleada desde fines del siglo XIX- mostraban el proceso de sellado con línea de plomo.

Redes sociales oficiales (Twitter – Instagram – Facebook) @delmolinook

Restauración Integral

Con más de un siglo de historia, el Edificio del Molino está ubicado en la llamada Manzana Legislativa de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Posee una estructura metálica, con mampostería de ladrillo como cerramiento, entrepisos de perfilería metálica con bovedilla y piezas de hormigón premoldeado en escaleras y torre-cúpula. Cada espacio presenta, según sus usos, pisos de piedra -mármoles de procedencia europea-, finos pisos de madera u ornatos pre moldeados de yeso estucado o con toques dorados.

En el marco del plan de Restauración Integral del Edificio del Molino –RIEM–, un equipo multidisciplinario de especialistas del Congreso Nacional se encuentra trabajando para recuperar el patrimonio material e inmaterial del inmueble. Su Comisión Administradora, en forma conjunta con el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación y con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, lleva adelante un proyecto modular para su puesta en valor.

En el mismo sentido, se han establecido convenios de colaboración con universidades para brindar apoyo en sus distintas áreas de incumbencia.

Para garantizar la participación de la sociedad civil se integrará, a través de un consejo asesor, a las entidades que velan por la salvaguarda y preservación del patrimonio cultural.

El Edificio

Superficie total edificada: 6.900 m2.
Usos originales
Tres subsuelos: servicios y mantenimiento, producción de pastelería y fábrica de hielo.
Planta baja: venta de productos de pastelería y confitería.
Primer piso: salón de fiestas.
Cuatro pisos -del segundo al quinto-: se dividen en ala Rivadavia –dos departamentos por piso– y ala Callao –un departamento por piso–.
Torre: cúpula y mirador.

Los tiempos del Molino

-1859: Constantino Rossi y Cayetano Brenna, destacados pasteleros de origen italiano, inauguran la “Confitería del Centro”, ubicada en Rivadavia y Rodríguez Peña. En 1866, el comercio pasa a llamarse “Antigua Confitería del Molino” y, en 1905, se traslada a un nuevo local en Rivadavia y Callao.
-1916: El 9 de julio, en conmemoración del Centenario de la Independencia, la panadería se reinaugura como “Confitería del Molino” en un edificio que integra varias propiedades linderas y que se transformará en un ícono del Art Nouveau en Argentina, obra del Arquitecto Francisco Gianotti.
-1930: Durante el golpe de Estado que derrocó a Hipólito Yrigoyen, la confitería es incendiada y se cierra. La reconstrucción demanda casi un año de trabajo.
-1978: Se produce la quiebra comercial de la confitería y es adquirida por los nietos de Cayetano Brenna, quienes introducen una serie de mejoras para adecuarla a los nuevos tiempos.
-1997: La crisis empuja a la confitería a cerrar sus puertas. Es declarada Monumento Histórico Nacional –Decreto N°1110/97–.
-2014: Se sanciona la Ley N°27.009 –de autoría del Senador (MC) Samuel Cabanchik– que declara al inmueble “de utilidad pública y sujeto a expropiación, por su valor histórico y cultural”, y se procede a su expropiación.
-2018: En el mes de julio, el Congreso Nacional, a través de la Comisión Bicameral Administradora del Edificio del Molino, toma posesión del inmueble e inicia las tareas de recuperación.

Compartinos: