Luego de la inactividad parlamentaria, finalmente arrancó la acción en el Congreso Nacional. El oficialismo en Diputados logró el dictamen en las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Finanzas del proyecto sobre Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa.

Con ayuda de las firmas de los bloques opositores de Consenso Federal y de Equidad para el Desarrollo, el Frente de Todos logró 27 firmas en la comisión de Presupuesto y 16 en la de Finanzas para alzarse con el dictamen de mayoria. Juntos por el Cambio mostró acompañamiento al proyecto pero definirá las próximas horas si presenta dictamen propio, en tanto, la izquierda adelantó su voto en contra.

La oposición pidió que las deudas provinciales sean incorporadas en la restauración de la deuda como gesto político, sin embargo, la negociación de las arcas provinciales correrá por otro rumbo. El texto enviado por el ministro Martín Guzmán será votado sin modificaciones sustanciales.

Antes, en el marco de las sesiones extraordinarias, la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados aprobó  el dictamen de mayoría del proyecto de Ley sobre el consenso fiscal, suscripto el 17 de diciembre de 2019 por el Poder Ejecutivo Nacional, representantes de las Provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

En el comienzo de la reunión, los miembros de la Comisión aceptaron la renuncia como presidente del diputado Darío Martínez (Frente de Todos – Neuquén) y eligieron a Carlos Heller (Frente de Todos – CABA) como su reemplazante. De esta manera, Heller integrará la comisión de Presupuesto y Hacienda en lugar de Blanca Osuna (Frente de Todos – Entre Ríos).

En referencia al proyecto, el mismo contempla la suspensión hasta el día 31 de diciembre de 2020 de las limitaciones de las jurisdicciones para aumentar los impuestos a los Ingresos Brutos y Sellos, así como Bienes Personales y Ganancias, entre otros tributos provinciales.

Al respecto, el diputado Pablo González, desde el Frente de Todos, afirmó que el acuerdo fiscal 2019 fue firmado por todas las jurisdicciones de Argentina “con el compromiso de no iniciar procesos judiciales”.

“Los gobernadores y el PEN están buscando una salida en conjunto”, agregó el legislador santacruceño, al tiempo que aclaró que con el proyecto “no se aumenta la presión tributaria, ya que se suspende por un año”.

El diputado formoseño del PRO Ricardo Buryaile planteó ciertas dudas sobre el proyecto. “Lo que se firmó en los años 2016 y 2017, como así también en 2019 entre los gobernadores y el Presidente de la Nación es que las provincias puedan desobligarse a cumplir los compromisos asumidos, bajando la presión impositiva”, expresó.

Romina Del Plá (Frente de Izquierda y de los Trabajadores) adelantó el voto negativo al proyecto de parte de su bloque por considerar que “somete al conjunto de la economía nacional y a los trabajadores y jubilados”.

Asimismo, la diputada Paula Oliveto (Coalición Cívica) fijó la postura del bloque al rechazar la iniciativa por entender que el pacto fiscal afectará los intereses de los ciudadanos de a pie.

“Queremos evitar que repercuta en la calidad de vida de los argentinos y de los que producen, que no pueden seguir pagando impuestos, y si no lo entendemos, las consecuencias en las cuentas públicas serán más gravosas de lo que hoy están”, expuso la legisladora porteña.

Cabe recordar, que la iniciativa del Poder Ejecutivo cuenta con media sanción, ya que fue aprobada el pasado 20 de diciembre de 2019 por el Senado de la Nación con 63 votos positivos, 1 negativo y una abstención. De esta manera, el proyecto reemplaza el acuerdo firmado por el gobierno de Mauricio Macri y las provincias en 2017.

Compartinos: