El gobierno de Tucumán no adherirá al plan de austeridad al que instó Marcos Peña.

Durante la última conferencia de prensa brindada por el Jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, este consideró necesario que provincias y municipios imitaran la acción del gobierno al anunciar que reducirán en un 20% los cargos políticos del Poder Ejecutivo.

El funcionario indicó que modificarán la Ley de Ministerios para eliminar los cargos excedentes y dijo que se trata “esfuerzo en materia de austeridad”.

En el caso de la provincia de Tucumán, según informó La Gaceta, gobierno, intendentes tanto oficialistas como opositores dejaron claro que es inviable achicar sus plantas de empleados públicos.

El ministro de gobierno y justicia, Regino Amado reconoció que la provincia al haber firmado el pacto fiscal en noviembre del año pasado, se comprometió a no aumentar la planta de empleados pero confirmó que no está dispuesto ni de acuerdo con despedir gente.

Amado estimó que hay 100.000 trabajadores repartidos en los tres poderes del Estado, cuyo mayor porcentaje se encuentra en el Ministerio de Educación. A su vez, sostuvo que la provincia hará “todo lo que sea posible” para achicar las cuentas públicas, pero no llegando al extremo de despedir personal.

 

Fuente: La Gaceta

Deja una respuesta