18 de julio de 2024

NCN

Para que el ciudadano tenga el control.

El Interbloque de Provincias Unidas escuchó los reclamos del Campo (videos)

El Interbloque de Provincias Unidas se reunión, en la jornada de este miércoles, con integrantes de la Mesa de Enlace para manifestar su postura sobre el aumento temporal de retenciones.

De esta manera tanto el Presidente, Luis Di Giacomo, como el vice Diego Sartori, mantuvieron una charla donde escucharon los reclamos del sector agropecuario argentino.

Así lo explicaba Di Giacomo:

En tanto Sartori, del Frente de la Concordia Misionero sostuvo que:

Por último, Ricardo Buryaile (UCR Formosa) manifestaba que:

 

 

Por otra parte, se espera que la Mesa de Enlace, también hago lo propio con el interbloque Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal.

«Vamos a escuchar los legítimos reclamos del campo y elaborar un plan de acción. Los decretos del Poder Ejecutivo son ilegales. Daremos pelea», sostuvo el legislador por Córdoba Mario Negri.

Esos decretos, publicados en el Boletín Oficial el sábado último, disponen un aumento del 31% al 33% de las retenciones para las exportaciones de harina y aceite de soja y la creación de un Fondo de Estabilización del Trigo, para neutralizar el costo de la tonelada de ese alimento.

Para justificar la decisión, el Gobierno sostuvo que «la invasión de la Federación de Rusia a Ucrania ha afectado en forma significativa el abastecimiento global de productos agrícolas».

«Siendo la República Argentina un relevante proveedor global de estos productos, se hace necesario alentar a los productores para que continúen creciendo en la producción de estos cereales y esta oleaginosa que el mundo demanda», añadió.

El denominado «Fondo Estabilizador del Trigo Argentino» es un fideicomiso de administración y financiero que tendrá el objetivo de «estabilizar el costo de la tonelada» de este cereal «que compran los molinos» a nivel nacional.

Se financiará con el dinero adicional que ingresará por el aumento de las retenciones a la harina y aceite de soja.

Estas medidas, que el Poder Ejecutivo encuadró en su «guerra contra la inflación», provocaron el rechazo de los productores agropecuarios, que realizaron protestas en varios puntos del país.