El lavagnismo presentó un proyecto para «boleta única de papel» y dicen que si se aprueba, apoyarán la suspensión de las PASO

Diputados nacionales de la alianza lavagnista Consenso Federal, liderados por Alejandro «Topo» Rodríguez, presentaron un proyecto de ley que establece la boleta única de papel para las elecciones del año próximo y dijeron que apoyarán la suspensión de las PASO si se aprueba su iniciativa.

  • El proyecto está firmado por los peronistas Rodríguez, Graciela Camaño y Jorge Sarghini y el socialista Luis Contigiani.

«Estaríamos dispuestos a acompañar un proyecto de suspensión de las primarias (PASO) a cambio de que se incorpore la boleta única de papel», dijo Rodríguez.

La iniciativa modifica el Código Electoral Nacional y sostiene que «la boleta única de papel será el instrumento de votación para la selección de candidatos a cargos electivos nacionales, incluyendo todas las categorías electorales que se eligen en 2021, debidamente distinguidas».

La Cámara Nacional Electoral debe «diseñar la boleta» y el Poder Ejecutivo Nacional «tendrá a su cargo el costo y la impresión».

La papeleta se dividirá en «espacios, franjas o columnas de igual dimensión para cada agrupación política, distribuidas homogéneamente entre las distintas listas de candidatos/as oficializadas».

Deben identificarse «con claridad» el nombre de la agrupación política; símbolos, sigla, escudo, emblema o distintivo, monograma o logotipo; el número de identificación de la agrupación política y la categoría de cargos a cubrir;

Si un partido no tiene postulantes en alguna categoría, su espacio permanecerá en blanco y se consignará la leyenda «no presenta candidato».

También deberá incluirse un casillero de «Voto en blanco» para cada una de las categorías y cada una de las boletas tendrá adherido un talón que indique su correlatividad, del que será desprendido al entregarla al/a el elector/a.

En caso de robo, hurto o pérdida del talonario de boleta única será reemplazado «por un talonario de idénticas características y condiciones. No se permitirá la impresión de boletas únicas de papel suplementarias equivalente al 5% del total de los inscriptos en el padrón electoral del distrito».

Otro aspecto es el voto de los no videntes: se deben elaborar plantillas de cada boleta única en material transparente y alfabeto Braille, que llevarán una ranura en el lugar destinado al casillero para ejercer la opción electoral, que sirva para marcar la opción que se desee y que deberán estar disponibles en las mesas.

«Cuando el votante no vidente haya finalizado de elegir y doblado la boleta, a su pedido, la autoridad de mesa lo ayudará a introducir su voto en la urna», aclara.

La incorporación de esta boleta «implica mayor de eficiencia, equidad y transparencia en todo el proceso electoral», dicen los fundamentos del proyecto.

Añade que el sistema «simplifica los procesos de diseño, impresión, transporte, distribución, disposición, reposición, recuento y control de boletas electorales, permitiendo un ahorro de más del 75% en costos estimados».

También «implica una drástica reducción de la cantidad de personas involucradas en el mismo, minimizando la exposición al contagio o a la transmisión del Covid-19», dijeron los diputados del lavagnismo.

Y además, dicen, la boleta única «facilita el trabajo de la justicia electoral y consecuentemente de los partidos políticos en los procesos de diseño, aprobación y presentación de las mismas».

Deja una respuesta