Entrevista| Diputado Torres: “En el congreso hay una mesa reducida que termina tomando las decisiones más estratégicas”

Si uno observa detenidamente cada butaca de la Cámara de Diputados, puede apreciar que de un total de 257, que existe aproximadamente, apenas un 7% de los ocupantes no superan los 40 años. Se trata de una camada de jóvenes dirigentes que impregnan en el recinto aires de cambio. Presentan y defienden proyectos legislativos que buscan respuestas a las necesidades de su generación, como la defensa del medio ambiente, el empleo y la agenda de género.

Entre ellos aparece Ignacio “Nacho” Torres, quien con sus 30 años en 2019 se convirtió en el diputado nacional electo más joven en la historia de la provincia de Chubut. Llegó de la mano de “Juntos Somos el Cambio” bajo el ala del “Pro”. Con él dialogamos en NCN (Noticias del Congreso Nacional) donde detalla que implica la política en su vida, analiza la actualidad, la educación y rememora quienes, a la distancia, se retractaron de no confiar en sus posibilidades de llegar al recinto de la Cámara Baja.

Nacido en Trelew, ciudad a la que le adjudica la tenencia de un “potencial enorme” a la vez de ser “hermosa” y la cual, confía,  “llegará a ser la que fue en algún momento, en el corto o mediano plazo”. Cursó sus estudios en las escuelas 119 y 172, llegando a ser Administrador de Empresas y Economista. Si bien explica que no “vive de ella” confiesa que la política “siempre me apasionó”.

Recuerda que, mientras estudiaba, trabajó junto a Graciela Ocaña de la que, asevera, “aprendí mucho”  al igual que de otros tantos dirigentes.

“Soy Diputado porque no vengo de esos partidos de muchos años, centenarios, conformados por familias patricias que digitan todo” inicia la charla Torres.

Su elección como Diputado sucedió al postularse en las elecciones en la que el binomio Mauricio Macri-Miguel Ángel Pichetto intentaría obtener la presidencia. La lista que encabezaba saldría segunda en la categoría de diputados nacionales con un total de 97.245 votos que representaban el 32,29 % de los votos válidos. El triunfador en la categoría sería el Frente de Todos con su candidato, Santiago Nicolás Igon, que obtendría 160.996 voluntades que significaba un 53,45 % de los votos válidos. Las tres bancas en juego se repartirían entre el Fdt y JxC siendo dos para el ganador y una para la lista de Torres.

Claro está que no todo fue “color de rosas”. Hubo mucho prejuicio y voces amigas que no alentarían aquel paso de Torres: “El hecho de haber ganado una interna donde “nadie ponía una ficha” contra un aparato como el radicalismo fue un aprendizaje que nos mostró que la pelea siempre se puede dar” recuerda y agrega algunas de las frases que más escuchaba por entonces “Fueron muchos los “¿para qué” y los “¿qué necesidad’”. Incluso muchos me decían “pibe, tenes 30 años, te vas quemar”. Y la verdad que no pasó nada de eso que me dijeron y al día de hoy muchos del equipo que armamos estamos convencidos que tenemos un espacio enorme para sumar nuevas caras. No pensamos en quien se queda con la porción más grande de la torta sino agrandarla para que todos puedan tener un pedazo”.

“Creo que soy Diputado porque rompí con esos actores de poder que durante tantos años manejaron la política provincial  y ojalá podamos dar esa batalla contra el peronismo en otros lados también” destaca.

Torres recuerda una de las enseñanzas que lo marcarían: “El mejor consejo me lo dio un peronista “de todas las batallas se aprende y que no te corran con la vaina, porque la que decide es la gente y no los dirigentes políticos” me dijo y estoy convencido de que es así”.

En lo que respecta a su actualidad, ya con la banca a su nombre, reconoce que “son más los dolores de cabezas que las satisfacciones” lo que uno tiene, pero enfatiza que “la política es fascinante”.

“Creo que debemos terminar con el discurso de la “anti política” porque es peligroso. La política es buena, es una herramienta transformadora, donde lo malo son algunos políticos. La mejor forma de depurar esa política mezquina es participando y animándose, ese tiene que ser el mensaje de la dirigencia”.

Entre las cosas que extraña cuando sale de su localidad, de su espacio, de su esencia, aparecen “los amigos y los afectos” pero resalta que en CABA  “son otros tiempos” y entonces “la siesta” aparece como un bien intangible que le gustaría poder “traer en la valija cada vez que  vengo, acá se vive en automático y se extraña el poder parar un instante”.

Mitos y Verdades de “ser político”.

Como en todo ámbito, cuando uno se encuentra extraído de una tarea, profesión o ámbito que añora ocupar, que idealiza, construye a su alrededor una serie de “mitos y leyendas”, cuasi urbanas que, llegado el caso, al entrar en ese “circulo” puede derrumbar o certificar. La política no escapa a ésta consigna y Torres lo reconoce. Incluso se anima a detallar cuales fueron aquellos preconceptos que tenía y cuál fue su impacto a llegar a ser Diputado Nacional.

“Entiendo que muchos que se dicen analíticos de política, entran en una franela innecesaria al momento de analizar mucho cuestiones que son más simples. Creo que si hay vocación de poder no hay que tener miedo de decirlo, yo lo dije siempre a mí me gustaría ser Gobernador de mi provincia  y si para lograrlo hay que dar batallas, lo vamos a hacer sin condicionamientos. Necesitamos más gente que quiera hacer y menos que especulen”.

En este sentido confiesa que existe un “nivel de narcicismo que hace que el 99% de los políticos se crean capaz de ser Presidente” en su caso “lo veo lejísimo, veo más cercano y posible una gobernación en el sur. Trabajo para eso y disfruto mucho del durante”.

Respecto a su mirada “antes y después” de llegar al Congreso sostiene que le pasó “haber dado una sobredimensión a muchos dirigentes que luego uno, comprende, son un personaje; por el contrario, hubo dirigentes que subestimé y después descubrí que son cuadros interesantísimos”.

A la hora de poner nombres propios, Torres, “gambetea” sutilmente el momento y confiesa que “la política tiene mucho de vidriera y tiene mucho de generar acuerdos, de juntar a las partes, y generalmente ese “trabajo sucio” lo hacen los desconocidos. Gente interesante que tiene una lectura mucho más sofisticada de lo que es la política argentina. Muchas veces esa farandulizacion de la política termina con las aspiraciones de esos grandes cuadros que no llegan a tener la vidriera necesaría”.

En esta línea, el Diputado del Sur, resalta que otro “gran mito” es el “Poder Real”: “Yo pensaba que ser Diputado Nacional te daba ciertos accesos y eso no es así. Entro al Congreso y gracias a Larreta que impuso la moda de las remeras te dejan pasar, pasas a ser “larretita” y no un “croto”. Porque el Congreso tiene eso de Institucionalidad, todo muy solemne y casi no te reconocen. Uno al ver cómo funciona el Congreso y su dinámica, entiende que el poder real pasa por otro lado, muchos fantasean que todo se decide ahí, cuando en realidad siempre hay una mesa más reducida que termina tomando las decisiones más estratégicas”.

El Balance del 2020

Torres se permite un análisis de lo que implicó el año legislativo que pasó, enmarcado en la Pandemia por el COVID-19, sosteniendo que existieron “cosas para reconocer y para criticar”.

“Creo que el hecho de reconvertirse en un sistema de sesiones mixtas entre presencialidad y virtualidad es algo positivo y llegó para quedarse. Hubo un avance en nivel legislativo en cuestiones que se aceleraron, pero por otro lado hubo animo de mostrar, por parte del Ejecutivo, un Congreso dinámico, que sesionaba prácticamente cada semana pero la realidad es que ofició más de modo escribanía que como Congreso” narra.

En este sentido argumenta que “cuando uno ve la labor parlamentaria en las comisiones, fueron prácticamente nulas. Las sesiones que tuvimos fueron a pedido del ejecutivo sin posibilidad de dar debate previo y de manera unilateral, lo cual desdice al propio Presidente quien hablaba en su discurso inaugural de diálogo, de cerrar la grieta y de sobrevolar esas mezquindades políticos partidarias y durante todo el 2020 la voz de la oposición no fue vinculante”.

A la hora de buscar una explicación de porqué ocurrió lo que describe lejos está de apuntar a la pandemia, el Diputado Chubutense no duda en sostener que fue “por falta de voluntad política de generar dialogo con la oposición y también por una agenda parlamentaria que vino instalada desde el Ejecutivo, que en muchos casos respondía a temas para resolver conflictos internos, de fuego amigo del Gobierno Nacional, con Proyectos tribuneros más que con leyes que apunten a mejorar la calidad de vida de los argentinos, en lo que fue uno de los años más difícil de la historia de nuestra república”.

De cara a la agenda 2021, Torres, subraya que “uno de los temas que no se quiso tratar y era necesario hacerlo fue, justamente, la emergencia educativa. Hubiera significado la base para reconocer un problema real que hoy es prioridad en la mayoría de los distritos del país. Luego habría que apuntar a un esquema de competitividad. El Gobierno aportó, con títulos rimbombantes, grandilocuentes, pomposos, a generar cada vez más carga fiscal a muchos sectores, que podrían haber motorizado la economía para subir en la escala de valor, tener más densidad de empresas, generar laburo. La prioridad tiene que pasar en replantearnos porque en Argentina tenemos más de un 40% de empleo no registrado, porque la mitad están bajo los niveles de pobreza. Esas cuestiones tienen que ver, entre otras cosas, por una matriz fiscal que es  esencialmente regresiva, distorsiva, injusta, asfixiantes y existen muchos proyectos de ley interesantes que buscan apuntar a un esquema de  recuperación y reconversión productiva”.

Reforma Tributaria

Ignacio Torres destaca como fundamental la necesidad de una “reforma fiscal inteligente, no solo en la carga tributaria sino en la complejidad de la misma. Muchos de los impuestos vigentes fueron creados de manera transitoria, durante las diferentes crisis que hemos vivido, que tenían que durar un año y al día de hoy pasaron más de dos décadas y siguen estando. Estamos hablando de un país que tiene la carga tributaria más grande del mundo, no es un tema para que pase desapercibido”.

En este abanico de posibilidades entra, por supuesto, la reciente propuesta del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, para modificar los índices del “Impuesto a la Ganancia” permitiendo que más de un millón de trabajadores dejen de tributarlo. Torres reconoce que “la propuesta es buena” pero resalta que existe la necesidad de efectuar “algunos planteos, como el tener en cuenta que hay casos donde los trabajadores tienen un plus por trabajo desfavorable, como en el caso de la Patagonia. Contemplando esas modificaciones estamos dispuestos a acompañar» aunque aclaró que siempre que se permita “dar el debate, la discusión” ya que desde su óptica “algunos están más preocupados por ponerle nombre y apellido a las leyes que porque salga la mejor ley”.

La Coparticipación

Como representante de una provincia del interior, el Diputado Torres entiende la importancia de la Ley de Coparticipación, y opina sobre el poder rever la actual y trabajar en una nueva, tal lo indicado en la reforma constitucional de 1194, que aun vela por su ausencia.

Sostiene que ésta discusión aun no llegó al Congreso porque existe, fundamentalmente, “una agenda política que pasa por el costo o el oportunismo político en vez de pensar en una agenda de desarrollo y un país más federal. Hoy la Argentina tiene una estructura macro encefálica en su centro con extremidades flacas al norte y al sur. Modificar la coparticipación implica un acuerdo unánime entre los gobernadores lo cual es muy difícil, teniendo elecciones cada dos años,  donde nadie quiere soportar ese costo político de modificar algo que se parece a una “sabana corta”: porque si acomodamos esas asimetrías alguien tiene que ceder y esa discusión nadie quiere darla. Pero es un tema estratégico para tratar en este año legislativo. Debemos tener una nueva Ley de Coparticipación más justa, más equitativa, más federal y entendiendo que hay incentivos fiscales que sirven, donde todos tengamos las mismas posibilidades de jugar en el mismo tablero”.

El Gobierno y la Pandemia

Torres hace una mirada retrospectiva  y analiza en andar del Ejecutivo durante el 2020 en materia de Salud. “Hubo un uso excesivo de la capitalización política en un comienzo. Si bien todos estábamos de acuerdo en actuar con rapidez, se sobreactuó un proselitismo, donde se empapeló todo un país con medidas que deberían dar vergüenza” sentencia.

“Creo que esto de gestionar pensando en el costo político – continúa- nos llevó a ser uno de los peores países en gestionar la pandemia, esa grieta que el propio Gobierno fomentó de “salud vs económica” la verdad que terminó destruyendo tanto a la propia salud como a la economía. Nos hubiera gustado que fuera distinta”.

En este sentido Torres que se auto diferencia de los que “critican todo” considera como algo positivo “aunque un poco tarde” la decisión del Ejecutivo de dar “autonomía a los Gobernadores e intendentes, que son los que están en la trincheras, para tener un esquema distinto según la realidad de cada distrito, fue un acierto”.

Consultado sobre cuál era su mirada sobre el debate que pretendió dar el ala más dura de la oposición, respecto a si era bueno o no comprar una vacuna de origen ruso, Torres sostiene tajante que el “ideologizar una vacuna es una pavada, analizar la eficiencia debe hacerse bajo criterios médicos no geográficos, si es rusa, si es china o alemana no importa. Es una pavada politizar el origen de la misma”.

En este sentido resalta la importancia de “exigir que cumplan con todos los protocolos para garantizar la salud de todos los argentinos”. “A veces los argentinos terminamos dando discusiones superfluas cuando lo importante pasa por otro lado”. “Llegado el caso si dudas me vacunaría sin ningún tipo de problemas” afirma.

La Actualidad y la  Educación

Semanas atrás fue noticia la actividad que algunos dirigentes que conforman Juntos por el Cambio, llevaron a cabo en distintos puntos del país, bajo la premisa “jornada nacional de clases abiertas” donde reclamaron la vuelta de los cursos presenciales en las escuelas.

El mismo Torres formó para de la misma, la cual bajo la consigna “Volvamos a la escuela”, buscaba reflejar al Ejecutivo Nacional la necesidad de volver a las clases presenciales. En este contexto, justamente, el Diputado tuvo la oportunidad de cruzarse en el Aeropuerto de Chubut con el Ministro de Educación, Nicolás Trotta.

“La posibilidad de hablar con el Ministro Trotta no fue institucional sino más bien a título personal, ya que sabiendo de su llegada pudimos buscarlo en el aeropuerto” señala Torre y detalla que lo hablado estuvo relacionado con un “tema que necesita celeridad y con ánimos de cooperar”.

“Cuando una analiza la problemática de la educación a nivel nacional uno habla de cuestiones que tiene que ver con lo sanitario, con protocolos, y demás, pero si lo vemos desde la realidad de Chubut tenemos algo más complejo, porque ya pasaron más de dos meses que no se le está pagando en tiempo y forma a los trabajadores de la educación, y es un problema sostenido desde hace casi tres años, tenemos incluso problemas de infraestructura escolar” explica.

“Hay una generación que egresó en el 2020 y en tres años tuvo la misma cantidad de clases de que debieron tener en un solo año, para tomar real dimensión esto no solo genera asimetrías académicas respecto a otros distritos, sino que también trae un rosario de problemas emocionales en muchos de chicos que están privados de un derecho básico como es el de la educación” describe Torres.

Sobre cuál sería el más eficaz y rápido camino para destrabar el conflicto, el diputado de Chubut, sostiene que primero se debe “terminar con las reuniones y las sarasa, porque en principio la excusa del viaje del Ministro a la provincia fue para darle apoyo moral y político al Gobernador, y lo que necesita no es apoyo moral sino reconocer la responsabilidad que tiene en este problema, al haber prometido acuerdos paritarios en campaña que no podía sostener con las arcas del gobierno provincial, que le sirvió para reelegir y terminó hipotecando una generación de chubutense”.

“La solución tiene que ver con un plan de acción donde se pueda dar previsibilidad a los trabajadores de la educación, donde puedan saber que van a cobrar en tiempo y forma. Es tan sencillo como eso, hay un reclamo legítimo que incluso se repercute en otros ámbitos como la salud, jubilados y trabajadores públicos” destaca.

“Los gremios fueron claros que de no van a comenzar las clases, pese a que en lo principales diarios de Chubut hay declaraciones del Gobernador diciendo que en marzo arrancarían. Eso es mentira, porque los docentes ya manifestaron que las clases no van a comenzar, hay una negación del problema que tiene índole económico. Todo esto se da en una provincia donde, lejos de apelar a la austeridad fiscal y una planificación seria, la agenda pasa por otro lado” rememora Torres.

“Hoy pensar en una agenda de desarrollo en Chubut sin acceso a la educación es pegarse un tiro en el pie. No hay posibilidad de crecer como provincia sino podemos garantizar algo tan básico como la educación en los más chicos” vaticina.

Sobre el final, Torres,  da una mirada macro al asunto de la educación y reconoce que “los protocolos sanitarios se pueden nacionalizar” pero por el contrario, es necesario “regionalizar las políticas académicas, hoy un chico que nació en Córdoba tiene más posibilidades de desarrollarse profesionalmente que un chico que nació en Chubut. Esas asimetrías se crearon a partir de la federalización de la educación. Hoy vemos que hay una problemática real en ese aspecto. Hay que ser muy cautos en algo tan sensible como es la educación que hace en definitiva al futuro del país, porque estamos hablando de quienes el día de mañana van a ser los médicos o docentes que lideren la argentina. Hoy esa base de conocimiento en muchos lugares del país no está garantizada y la calidad académica es menor en algunas provincias que otras”.

Mensaje a los Ciudadanos

En el final de la charla, el Diputado Torres, se permite unos segundos para poder dejar un mensaje al ciudadano argentino: “Si queremos cambiar algo tenemos que dejar de tropezar con la misma piedra, para entender que la política es algo bueno y que esa renovación dirigencia tiene que venir de la mano de un cambio de paradigma en la forma de construcción de un espacio de poder. Debemos romper con esas familias patricias peronistas o radicales, que digitan todo desde hace tanto tiempo, para empezar a escuchar nuevas voces”.

Algunos de los Proyectos impulsados por Torres

Entre los proyectos presentados por Ignacio Torres, se encuentra uno destinado a regular las denominadas criptomonedas. Licencias para operar, información obligatoria para los usuarios y sanciones a cargo de organismos oficiales, son algunas de las pautas. La iniciativa propone generar un “marco legal” para la operación con criptoactivos y otras herramientas que operan en blockchain.

En sus 13 artículos, la autodenominada Ley de Criptoactivos define los conceptos sobre los que se aplicará la normativa, y establece que las firmas que operen en el sector deberán contar con una licencia oficial, expedida por “la autoridad competente”.  Además, la norma designa al Banco Central, la Unidad de Investigación financiera o la CNV como las entidades que podrán sancionar o revocar las licencias operatorias si hubiera incumplimientos. El proyecto apunta a su aprobación en 2021.

Otro de sus presentaciones en Diputados apuntó a una ley para actualizar las multas a los barcos de bandera extranjera que pescan de manera ilegal en nuestro mar Argentino. Actualmente se calcula que la Argentina pierde en promedio mil millones de dólares al año por pesca ilegal.

Entre los fundamentos sostiene la necesidad de “un nuevo índice de cálculo para la sanción, donde los barcos que sean encontrados en la zona económica exclusiva serán multados por el total de la capacidad de su bodega, aun estando vacía. El origen de los productos no será considerado, debido a que el cálculo será sobre las características del buque capturado, ya que lo pescado pudo haber sido transbordado a otro barco, arrojado al fondo del mar o no habiendo realizado la pesca, pero bajo la intención de invadir territorio argentino”.

También es de su autoría un proyecto de ley para garantizar una distribución de los Aportes del Tesoro Nacional (ATN) de manera transparente y equitativa.

La iniciativa establece criterios objetivos a la hora de asignar los recursos a las provincias, contemplando la ley de coparticipación federal de recursos fiscales (Ley 23.548), el índice de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) y la densidad poblacional de cada territorio.

En sus considerandos el proyecto regula “las condiciones en las que se asigna el stock remanente de los fondos por ATN en cada trimestre, procurando una distribución más equitativa, y crea un registro público de Aportes del Tesoro Nacional en pos de transparentar la atribución de estos fondos”.

 

 

Para NCN por Juan José Postararo

Deja una respuesta